Jacopo Caviceo

Nació en Parma el 1.° de mayo de 1443 y Murió en Montecchio nel Reg­giano el 3 de junio de 1511. Inclinado a la vida religiosa, fue ordenado sacerdote y aún muy joven alcanzó gran fama como orador.

También pronto reveló su índole aventurera: una serie de escándalos llevóle a la cárcel, de donde pudo huir a Constantinopla. Llegado a Parma con el perdón de la Iglesia, acaudilló una revolución del clero contra el prelado (1473). Pasado el gobierno de Parma a los Farnesio, quedó a merced de sus enemigos y hubo de aban­donar el territorio.

Acogióle el obispo de Rímini, quien le nombró vicario general, y luego sirvió con el mismo cargo a los prelados de Ferrara, Florencia y Siena. En­tre sus obras literarias cabe citar El libro del peregrino (v.), historia de un amor infeliz, dedicada a Lucrecia Borgia; La lupa, en latín, para una matrona a la que amó, y Storia della guerra che l’anno 1487 fu tra i Veneziani e l’Arciduca Sigismondo d’Austria.

C. Falconi