Giuseppe Pecchio

Nació en Milán el 15 de noviembre de 1785 y murió en Brighton (Ingla­terra) el 10 de marzo de 1835. Heredó del siglo XVIII una acentuada afición a los problemas económicos y administrativos y halló modo de distinguirse, precisamente en tal campo, durante la segunda parte del período napoleónico, cuando fue auditor en el Consejo de Estado de 1810 a 1814 y diputado de la Corporación provincial de Milán. Con la Restauración se vio obligado a marchar al destierro, y se dirigió entonces a Inglaterra, donde permaneció hasta su muerte: allí publicó diversas obras que consolidaron su fama, si no de economista original, sí al menos de notable historiador de la economía. Y con toda seguridad fue uno de los primeros en intentar una siste­matización orgánica de los escritores italia­nos de economía en su libro Storia dell’economía pubblica in Italia, de 1829.

Reim­presa muchas veces y ampliamente difun­dida incluso en el extranjero gracias a una traducción francesa, la obra contribuyó a dar a conocer el desarrollo notable que la economía política, o pública, como Pecchio pre­fería llamarla, había tenido en Italia antes de la constitución de la ciencia con sus características modernas. Tal fue la razón de que desempeñara Pecchio una función impor­tante, aunque produjo alguna controversia sobre la contribución de los economistas italianos al progreso de la ciencia. Escri­bió también un Saggio storico sull’amministrazione finanziaria dell’ex-regno d’Italia dal 1802 al 1814 (publicado en 1830), en el que pudo sacar provecho de su exacto co­nocimiento de la administración lombarda en el período napoleónico.

Su interés por el romanticismo le llevó a ocuparse también de poesía y estudió las relaciones entre la producción científica y literaria y las leyes económicas de la producción (Dissertazíone sino a qual punto le produzioni scientifiche e letterarie seguano le leggi economiche della produzione in generale, 1832); estudió la poesía inglesa del período anglosajón en el siglo XVIII (Storia critica della poesía inglese, 1833-35). En 1830 dio a luz una Vida de Ugo Foscolo (v.) en la cual la larga amistad con el poeta no le impidió una cierta aspereza en el juicio más moral que literario; dos años antes había publicado las Osservazioni semiserie di un esule sull’ Inghilterra, homenaje del desterrado al país que lo había acogido.

F. Catalano