Giovanni Virginio Schiaparelli

Nació en Savigliano (provincia de Cuneo) el 14 de marzo de 1835 y murió en Milán el 4 de julio de 1910. Graduado en ingeniería civil en Turín (1854), dedicóse luego a la astrono­mía. En 1862 asumió la dirección del observatorio astronòmico milanés de Brera, donde permaneció por espacio de cuarenta años. Con instrumentos aún primitivos descubrió uno de los asteroides, el «Herperia»; des­pués, con mejores aparatos, inició en 1877 sus famosas observaciones de Marte, cuyos resultados aparecieron en Atti dell’Accade­mia dei Lincei, de 1878 a 1910 (v. Observaciones astronómicas y físicas sobre el eje de rotación, la topografía y la constitución del planeta Marte). Fruto de sus estudios acerca de los meteoritos fue su Ensayo sobre los meteoros cósmicos (v.).

Aficionado a la historia de la astronomía, se ocupó en di­versos textos, aparecidos póstumos en 1925-1927, del estudio de esta ciencia en la Anti­güedad (v. Estudios sobre la historia de la astronomía antigua). Colaboró con G. A. Nallino en la publicación de la Obra astro­nómica (v.) de Albatenio, verdadero mo­numento de la ciencia astronómica árabe. En los últimos tiempos de su actividad cien­tífica advirtió la importancia del estudio de los sistemas estelares, tanto desde el punto de vista de la mecánica celeste como en sus relaciones con la Física. Recibió diversos galardones nacionales y extranjeros.

G. Abetti