Gaston Milhaud

Nació en Nîmes el 10 de agosto de 1858, murió el 1.° de octubre de 1919. Salido de la sección científica de la École normale de París, parecía destinado a la carrera matemática, a la que se había dedi­cado, obteniendo en 1881 una cátedra de esta materia en una escuela secundaria de Le Havre. Pero allí encontró a su antiguo condiscípulo Pierre Janet (1859-1947), que ejerció gran influencia sobre su ulterior orientación hacia la historia y la filosofía de la ciencia, que se manifestó por vez pri­mera en un curso libre de la Universidad de Montpellier (1892) sobre Les origines de la science grecque. Su renombre como crí­tico de la ciencia se consolidó con la tesis del doctorado en letras: Ensayo sobre las condiciones y los límites de la certeza ló­gica (1894, v.), uno de los más importantes textos de la reacción finisecular contra el empirismo positivista que otorga a la cien­cia un valor absoluto.

Milhaud atenuó, no obs­tante, su crítica gnoseológica en las nume­rosas obras de historia y de filosofía que siguieron a este primer ensayo (Le rationel, 1898; Les philosophes géomètres de la Grèce, 1900; Le positivisme et le progrès de l’esprit, 1902; Etudes sur la pensée scien­tifique chez les Grecs et chez les modernes, 1906; Nouvelles études sur la pensée scien­tifique, 1911). En 1909 fue creada exprofeso para él, en la Sorbona, una cátedra de «His­toire de la philosophie dans ses rapports avec les sciences», que desempeñó con gran dignidad y provecho, dando enorme impulso al estudio de la historia de la ciencia, al que consagró plenamente toda su vida. La muerte le sorprendió cuando estaba a punto de terminar su Descartes savant, que apa­reció póstumo en 1919.

M. Gliozzi