Gabriel Sundukian

Nació en 1825 en la Armenia rusa, donde vivió siempre, y murió en 1912. Es el verdadero fundador del mo­derno arte dramático de su país. En el teatro armenio, que languidecía en la monotonía de las representaciones generalmente de tema histórico o de las mediocres traduc­ciones del repertorio clásico europeo, abrió Sundukian un nuevo camino al llevar por vez pri­mera a la escena la vida de su tiempo y de su pueblo.

En las numerosas comedias que forman la extensa producción del autor — La paciencia nocturna es beneficiosa (1863), la primera, Chatabala (1866), Oskan Petrovich sueña (1866), Todavía una víctima (1870), La familia arruinada (1873), Los esposos (1890), Pepo (v.), posiblemente su obra maestra — pintó Sundukian con arte realista la so­ciedad contemporánea de Tiflis, el mayor centro cultural de la Armenia rusa, y des­cribió sucesivamente los más variados am­bientes, donde supo captar con feliz in­tuición psicológica los caracteres inconfun­dibles de sus personajes. Como publicista reveló asimismo una brillante habilidad artística.

G. Bolognesi