Friedrich von Logau

Nació en junio de 1604 en Brockuth, cerca de Nimptsch (Sile­sia), y murió el 24 de julio de 1655 en Liegnitz. Arruinada su familia a causa de la guerra, el duque Juan Cristián de Brieg-Liegnitz subvencionó los estudios del joven Logau, y, una vez terminados por éste los cursos de jurisprudencia en la Universidad de Franc­fort del Oder, tomóle a su servicio, en el que permaneció hasta su muerte. En 1648 había ingresado en el Palmenorden con el nombre de Der Verkleinernde. Poco antes de su fallecimiento publicó en segunda edi­ción y bajo el seudónimo de Salomon von Golau los Tres mil epigramas alemanes (1654, v.), que integran la parte más origi­nal y característica de su producción; com­prenden todos los aspectos de la vida con­temporánea, y, escritos en un estilo incisivo y con matices dialectales, revelan a un hom­bre agudo, sincero y valiente. Caído injus­tamente en el olvido, fue rehabilitado en 1759 por Ramler y Lessing, quienes, sin embargo, publicaron los epigramas refundi­dos no siempre con feliz resultado. En 1870 apareció otra edición obra de Eitner. H. Riotte hízole protagonista de la tragedia Logau (1871).

G. V. Amoretti