fray Guido de Pisa

Vivió, según parece, en la primera mitad del s. XIV. Fue religioso carmelita, y sintió un gran interés por Dante, acerca del cual escribió un comen­tario en latín al Infierno y una Dichiarazione poetica en ocho cantos y en tercetos. Su notoriedad se debe principalmente a una cu­riosa compilación histórico-mitológica, La flor de Italia (v.), en la que tiende a consi­derar la historia de su país como eje de la de toda la humanidad; de los cinco libros que integraban la obra, sólo dos han llegado hasta nosotros: Flor de mitología y Los He­chos de Eneas (v.).