Franz von Suppé

Nació en Spalato el 18 de abril de 1819 y murió en Viena el 21 de mayo de 1895. La familia de su padre era oriunda de Bélgica, y, luego de haber permanecido largo tiempo en Italia, establecióse en Dalmacia; la madre era vienesa. Suppé demostró, ya desde su infancia, notables aptitudes musicales; el padre, empero, quiso que es­tudiara Medicina en Padua. A la muerte de éste el joven prosiguió en Viena tales estudios, que pronto abandonó definitiva­mente en favor de la música. Inició su acti­vidad en el campo teatral en 1841, principio de una interminable serie de éxitos inte­grada por treinta y seis operetas y ciento ochenta farsas.

En 1847 empezó, con Das Mädchen vom Lande, una larga colaboración en el «Theater An der Wien», que duró hasta 1862 y dio lugar, además, a Para­graph (1858), Zehn Mädchen und kein Mann (1862), Flotte Bursche (1863) y Pique Dame (1864). Sus obras más significativas y per­sistentes fueron Die schöne Galatea (1865), Leichte Kavallerie (1866), Fatinitza (1876), Boccaccio (1879, v.) y Doña Juanita (1880). Suppé escribió también una Missa Dalmatica (1877), un Requiem, una Sinfonía y nume­rosas Ouvertures (entre las cuales resultó singularmente famosa la de Poeta y aldeano, v.). Extremadamente ecléctico, fue un com­positor animado y brillante, pero superficial y carente de la vitalidad propia de las crea­ciones de un Johann Strauss.

C. Marinelli