Francisco de Medrano

Poeta español. Vivía en Sevilla a fines del siglo XVI y entrado el siguiente. Tal vez estudió en Salamanca, estuvo en Italia y fue jesuita, pero se exclaustró voluntariamente de la Compañía. Tuvo amistad con los más seña­lados poetas hispalenses de su tiempo. Su poesía significa la unión de la escuela sal­mantina con la sevillana. Admirador y se­guidor de Horacio, imitó a Herrera. Com­puso delicadas y a la vez ardientes composiciones amorosas, algunas de las cuales, según Dámaso Alonso, no son meras moti­vaciones líricas, sino que responden a rela­ciones con mujeres de carne y hueso.

Es­cribió un soneto A las ruinas de Itálica (cerca de las cuales estaba su heredad de Mirar-Bueno, que recuerda la elegía de Ro­drigo Caro y más aún la silva de Que- vedo A Roma antigua y moderna. Imita­ción de Horacio es la Profecía del Tajo en la pérdida de España. Modernamente algu­nos poetas (Diego, Guillén, Cernuda) han sentido vivo interés por la lírica de nues­tro poeta y Dámaso Alonso ha publicado su Vida y obra de Medrano (1948).