Francesco Fulvio Frugoni

Nació en Gé­nova hacia 1620 y murió en Venecia en torno a 1686. Una larga estancia juvenil en Es­paña, donde frecuentó las universidades de Salamanca y Alcalá, permitióle asimilar el gusto barroco, del que fue en Italia uno de los más ardientes defensores y teóricos.

Completó sus estudios en la Sorbona y, vuelto a su patria, abrazó el estado reli­gioso. Viajó por Italia, España, Francia, Inglaterra, Holanda y quizá también otros países. Su oratoria provocó grandes entusias­mos, que dieron lugar a relaciones persis­tentes con algunas personalidades coetáneas.

Su producción abarca los géneros más diver­sos; en ella cabe citar el poema de juventud La Guardinfanteide (1643), el drama musi­cal L’innocenza riconosciuta, la novela La vergine parigina, el poema épico Candía angustiata (1669) y la que el mismo autor define su «obra máxima»: El perro de Diógenes (v.), aparecida póstuma en Venecia en 1689.

P. Raimondi