Fernán Caballero

Seudónimo de Ce­cilia Bohl de Fáber y Larrea, que nació en Morges (Suiza) en 1796 y murió en Sevilla el 7 de abril de 1877.

Hija de un negociante y erudito alemán establecido en España y de una española, vivió entre 1805 y 1813 en Suiza y alemania, donde se educó en un pensionado francés. En 1816 sus padres la casaron en Cádiz con el capitán Antonio Planells, hombre rudo y grosero que la llevó a Puerto Rico, donde quedó viuda al cabo de sólo dos años.

Vuelta a España tras una estancia en Hamburgo, unióse en se­gundas nupcias con el marqués de Arco Hermoso, quien falleció en 1835. Los años de este segundo matrimonio, transcurridos en Sevilla, pero interrumpidos por algunos viajes a París, fueron los más felices de su vida. Por aquel entonces empezó a es­cribir novelas y cuentos en francés y ale­mán sólo como pasatiempo, sin intención de publicar tales obras.

Viuda del marqués, se casó por tercera vez con Antonio Arrom de Ayala, dieciocho años más joven que ella. Sumida luego en una precaria situa­ción económica, en 1849 decidió publicar, con el seudónimo de Fernán Caballero, La Gaviota (v.), escrita en francés varios años antes; el éxito de ésta y de las obras que siguieron le valió poder colaborar en al­gunas revistas.

En 1859, su tercer marido, quien seis años atrás había marchado a Australia para hacer fortuna, al ver per­dido todo el dinero reunido, se dio muerte en Blenheim, cerca de Oxford. Nuestra autora siguió viviendo en Sevilla, entre­gada exclusivamente a la literatura, a la devoción y a la caridad.

En su obra alter­nan las novelas con los cuentos, los cua­dros de costumbres y las colecciones folkló­ricas; citemos, entre muchas otras, Cuadros de costumbres populares andaluzas (1852), Clemencia (1852, v.), Lágrimas (1853), La familia de Alvar eda (1956, v.), Un servilón y un liberalito (1857, v.), Un verano en Bornos (1858), Cosa cumplida… sólo en la otra vida (1861, v.), El Alcázar de Sevilla (1862) y La corruptora (1868).

E. Moreno Báez