Ernst Curtius

Nació en Lübeck el 12 de septiembre de 1814 y murió en Berlín el 11 de julio de 1896. Tras haber estudiado en las universidades de Gotinga, Bonn y Ber­lín, pasó cuatro años en Grecia (1836-40).

Vuelto a la patria, fue nombrado profesor de la Universidad de Berlín, cargo que dejó en 1849 al ser llamado a la corte como pre­ceptor del futuro emperador Federico. En‘ 1856 reanudó su actividad académica y enseño sucesivamente en las universidades de Gotinga y Berlín. Fue también secreta­rio de la Academia Prusiana de Ciencias.

Se opuso a la teoría que presentaba la civili­zación griega como obra de los dorios, pue­blo procedente del Norte, y la juzgó debida a los jonios, de origen asiático. Gracias a él se iniciaron las excavaciones de Olimpia, acerca de las cuales publicó, en colaboración con otros arqueólogos alemanes, una im­portante obra, Las excavaciones de Olimpia [Die Ausgrabungen aus Olympia, 1877]. Es­cribió una Historia de Grecia (v.) traducida a muchas lenguas.

G. V. Amoretti