Eliza Orzeszkowa

Nació cerca de Grodno, en el campo lituano, el 25 de mayo de 1842 y m. en Grodno el 18 de mayo de 1910. Contrajo matrimonio a los dieciséis años; pero este matrimonio, ocurrido en años trá­gicos que ella vivió intensamente, no fue feliz; la revolución de 1863 influyó grande­mente sobre su ánimo y sobre su vida, ya que su marido fue enviado a Siberia y no regresó a la patria nunca. Al año siguiente, la liberación de los siervos de la gleba debía trastornar el orden social de Polonia. Orzeszkowa, en su profunda y humana comprensión, figuró entre los que la aprobaron sinceramente. El primer libro que atrajo sobre ella la aten­ción de Polonia, Cuadro de los años de ham­bre [Obrazek z lat glodowych], está lleno de amor y simpatía hacia los que sufren.

A los desvalidos y a los oprimidos consagró su obra literaria: a los judíos perseguidos (v. Meir Ezofowicz), a los campesinos (Cham) y sobre todo a su patria, Argonau­tas (v.), Sobre el Niemen [Nad Niemen] y Gloria victis, recuerdos de la revolución del 63 publicados en vísperas de su muerte. Se ocupó también de las condiciones de la mujer en Marta y en último amor [Ostatnia mitosc], propugnando su redención y su emancipación. Vivió siempre en Lituania, y jamás perdió su original independencia y espontaneidad. Adscrita totalmente en la escuela positivista, consideraba, sin embar­go, la realidad de las condiciones humanas para llevar a ellas una luz de amor y de esperanza. Toda Polonia celebró su jubileo literario y honró su gran espíritu a través de su obra.

M. Bersano Begey