Élisabeth-Charlotte de Baviera, duquesa de Orléans

Nació en Heidelberg en 1652 (?) y murió en Saint-Cloud el 8 de diciembre de 1721. Llamada la «Princesse Palatine», y también familiarmente Liselotte, era hija de Carlos Luis, elector palatino. En 1671 fue dada en matrimonio, por razones políticas, a Felipe de Orléans, hermano de Luis XIV, viudo de Enriqueta de Inglaterra. Habiendo continuado siempre siendo profundamente alemana, a pesar de su prominente posición en la Corte de Francia, no se encontró nun­ca allí a gusto, quizás también por el de­sacuerdo que surgió inmediatamente en la vida conyugal y por el dolor de ver su tierra natal invadida y saqueada por los ejércitos franceses.

Culta e inteligente, en sus Cartas (v.), cerca de 3000, que nos han llegado en diversas recopilaciones, describe con viva­cidad y franqueza quizás demasiado cruda el ambiente de la corte, con sus elegancias, sus intrigas y sus murmuraciones. Fue ama­da por el rey durante breve tiempo, y ella continuó unida sentimentalmente a él, in­cluso después de su sustitución por la Maintenon, a quien consideró siempre como su enemiga personal. Ambicionó siempre el matrimonio — deseado también por el rey — de su hijo Felipe, duque de Chartres, y futuro regente, con una de las hijas natu­rales de Luis XIV, Mademoiselle de Blois.

M. Pasquali