Edoardo Scarpetta

Nació el 13 de marzo de 1853 en Nápoles, donde murió el 29 de noviembre de 1925. Todavía muy joven sin­tióse atraído por el teatro, en el que ingresó como actor. Presentó con éxito en el Teatro Partenope de Nápoles su primera farsa, Pulcinella creduto moglie di un falso ma­rito. Luego de una estancia en Roma, volvió a la ciudad del Vesubio, donde asumió la dirección de la compañía del Teatro di Va­rietà. El período más afortunado de su ca­rrera fue el comprendido entre los años 1880-84, durante el cual dirigió el teatro napolitano de San Carlino. Posteriormente pasó al Teatro Fondo, en el cual representó su obra maestra Miseria y nobleza (1888, v.).

En 1889 conoció un nuevo triunfo en el San­nazaro con ’Na Santarella, reducción de Mam’zelle Nitouche, de Meilhac y Millaud. En el curso de los últimos años del siglo continuó disfrutando del favor del público. Sin embargo, la crítica juzgó con ciertas reservas su producción, que consideró como simples refundiciones de groseras «pochades» francesas. En 1904 obtuvo un clamoroso fracaso con Il figlio di lorio, parodia de la casi homónima tragedia de D’Annunzio, y en 1910 abandonó definitivamente los es­cenarios. Dejó también tres libros de me­morias: Don Felice (1883), Dal S. Carlino ai Fiorentini (1899) y Cinquantanni di pal­coscenico (1922).

G. C. Castello