Edmund Husserl

Nació el 8 de abril de 1859 en Prosnitz (Moravia), y murió el 27 del mismo mes de 1938 en Friburgo de Brisgovia. Al principio dedicóse en particular al estudio de las matemáticas y las cien­cias bajo la guía de Weierstrass y con in­tención de orientarse hacia la Astronomía. La relación con Brentano resultó decisiva en su existencia, por cuanto le indujo a la Filosofía. Sin embargo, la primera obra de H. pertenece al campo de la lógica mate­mática; se titula, en efecto, Filosofía de la aritmética [Philosophie der Arithmetik, 1891]. Sólo en 1894 su posición se revelaría ya francamente filosófica, y precisamente como estudio y crítica de la relación entre la psicología y la lógica elemental. La orientación de H., poderosamente influida por Brentano, apareció, sin ninguna vacila­ción, como crítica del psicologismo y des­arrollo del concepto de intencionalidad en Investigaciones lógicas (1900-1901, v.).

Pro­fesor libre de la Universidad de Halle desde 1887, llegó a catedrático de Gotinga en 1906, tras la composición de la mencionada obra. En esta última ciudad escribió sus textos fundamentales: La filosofía como ciencia ri­gurosa [Philosophie als strenge Wissenschaft, 1911] e Ideas relativas a una fenomenolo­gía pura (1913, v.). Asimismo en Gotinga fundó el Jahrbuch für Philosophie und Phä­nomenologische Forschung [Anales de filo­sofía e investigación fenomenològica], órgano de la escuela fenomenològica, que por aquel entonces empezó a formarse alrede­dor del filósofo. En 1916 fue llamado a Fri­burgo, en cuya Universidad enseñó hasta 1928, año en el cual pasó a la situación de jubilado. Entre las obras publicadas en el curso de su permanencia en esta última ciudad cabe mencionar Idea de una cultura filosófica [Idee einer philosophischen Kul­tur, 1923], la voz Fenomenologia de la En­ciclopedia británica (1927) y las Lecciones sobre la fenomenología de la conciencia in­terior del tiempo [Vorlesungen zur Phäno­menologie des inneren Zeitbewusstseiii, 1928], texto que inspiró el existencialismo de Heidegger.

Desde 1928 hasta su muerte H. vivió en Friburgo, de donde sólo se alejó con motivo de algunos ciclos de lecciones y conferencias celebrados en París, Viena y Praga. Los últimos años de su vida fueron singularmente activos, tanto a causa de las obras publicadas como por los numerosos textos inéditos compuestos a lo largo del decenio 1928-1938. Entre las primeras cabe mencionar Lógica formal y trascendental [Formale und traszendentale Logik, 19301, Meditaciones cartesianas (1931, v.) y La crisis de la ciencia europea y la fenome­nología trascendental [Die Krisis der euro­päischen Wissenschaften und die tras­zendentale Phänomenologie, 1936, en tres partes, dos de ellas publicadas y la otra inédita], última obra de H. aparecida en vida del filósofo.

En cuanto a los textos póstumos merecen ser recordados Experiencia y juicio [Erfahrung und Urteil, 1939] y Las investigaciones sobre el origen fenomenológico de la espacialidad de la naturaleza, donde el autor anticipa y resuelve desde su punto de vista muchos problemas del existencialismo; esta última obra apareció como apéndice en el volumen Essays in Memory of Edmund Husserl (Harvard Uni­versity Press, 1941), gracias al interés de Marvin Faber, el principal de los discípu­los de H. aún vivos, director de Philosophy and Phenomenological Research (re­vista que recoge en América la herencia del maestro). Sus manuscritos inéditos son conservados en la Universidad de Lovaina, y sus obras completas están siendo publi­cadas por el editor Martin Nijhoff, de La Haya, y bajo la dirección de H. Leo van Breda.

E. Pací