Chistoph Ernst von Houwald

Nació en Straupitz el 29 de noviembre de 1778, y murió el 28 de enero de 1845 en Lübben. Estudió en Halle, donde frecuentó el Pädagogium y la facultad de ciencias fiscales de la Universi­dad y entabló amistad con Wilhelm Contes­sa, que duró toda la vida. A la muerte de su padre, en 1802, volvió a Straupitz para administrar los bienes heredados, que aumentaron después de su matrimonio (1806) con la hija de un acaudalado funcio­nario. Elegido en 1821 diputado por los estados de la Baja Lusacia, desarrolló una actividad político-administrativa; arrendó parte de sus fincas, vendió el resto y se trasladó a Lübben, donde permaneció hasta su muerte. Poseedor de un talento precoz, a los trece años escribió un drama histórico inspirado en un episodio de la guerra de los Treinta Años.

Sus primeros trabajos, artícu­los y colecciones de poesías breves apare­cieron bajo los nombres de Ernst o Waluhdo; a ellos siguieron Romantische Akkorde (un tomo de cuentos publicados por Contessa en 1817), Erzählungen (1819) y algunos libros infantiles compuestos para sus hijos. Sin embargo, nuestro autor es recordado sobre todo por los numerosos dramas escritos según la moda de la «Schickalstragödie» (drama fatalista), género que tenía sus re­presentantes más significativos en Zacha­rias Werner (v.) y Adoph Müllner. Entre las obras dramáticas de H. cabe citar El retomo a la patria (1818, v.), El cuadro [Das Bild, 1818] y El faro [Der Leuchtturm, 1819]; también Los enemigos [Die Feinde, 1825] y Los piratas [Die Seeräuber, 1830], textos con los cuales intentó alejarse del drama fatalista para aproximarse a los modelos clásicos y a Grillparzer.