Carlo Maria Maggi

Nació el 8 de mayo de 1630 en Milán, donde murió el 22 de abril de 1699. Talento precoz e inquieto peregrino de los caminos de Europa, desempeñó en su país algunos cargos políticos y docentes. La crónica de la vida lombarda del siglo XVII está llena de elogios para su persona, de la que se ensalza la prudencia, la doctrina, la buena administración y la perfecta caballe­rosidad. Su nombre se halla vinculado a la Arcadia. De su producción destaca la obra poética dialectal y las comedias italianas (v. Del mal, el menos, El barón de Birbanza, Los consejos de Meneghino, El falso filósofo), en las que la elegancia arcádica da paso a una inspiración más vigorosa y realista.

F. Giannessi