Bonaccorso Pitti

Nació en Florencia el 25 de abril de 1354 y murió en la misma ciudad en 1431; viajero, mercader, político, historiador. De espíritu aventurero, partió de la ciudad natal todavía muy joven (1374) y recorrió Francia, Croacia, Hungría, Países Bajos. Estos viajes, hechos sin una meta preestablecida, le fueron impuestos, en parte, por las necesidades del comercio que realizaba y por inesperadas pérdidas en el juego, al que era muy inclinado. Después de un primer viaje, regresó a Florencia, pero no residió largo tiempo en esta ciudad; tuvo sin embargo tiempo para casarse, en 1391, con una Albizzi. Poco después, se en­contraba de nuevo en Francia, estimado y protegido por el duque de Orleáns.

Intervi­no oficialmente, en calidad de legado de la Corte de Francia, en las negociaciones reali­zadas entre Florencia y Francia para la conclusión de una alianza contra Gian Galeazzo Visconti (1396). Repatriado, tomó par­te activa en la vida pública de su ciudad, y además de desempeñar elevados cargos, fue encargado de numerosas misiones diplomáticas: cerca de Roberto de Baviera en 1400, del papa en 1406 y de su amigo el duque de Orleáns. En 1419 volvió de nuevo a vagabundear por varios países. Ha dejado una Crónica (v.), escrita entre 1412 y 1430; árida, pero no exenta de interés histórico, entre otras cosas por la abundancia de noti­cias sobre la vida de Florencia a finales de siglo. Conservamos también de Pitti un mi­núsculo epistolario y una canción sobre la Fortuna, publicados en 1906.

E. Allodoli