Bayard Taylor

Nació en Kenneth Square, Chester County (Pennsylvania), el 11 de enero de 1825, y murió en Berlín el 19 de di­ciembre de 1878. Formado en una familia de cuáqueros, por reacción a tal ambiente fue, ya desde la infancia, un rebelde. Estudió al principio en West Chester, y luego en la Academia Unionville, y empezó a manifes­tar, todavía muy joven, sus aptitudes poé­ticas. Ingresó en una tipografía de West Chester, y conoció al director de The Gra­bamos Magazine, R. W. Griswold, quien le alentó a la publicación de un volumen de poesías, Ximena and Other Poems (1844). Favorecido por aquél, llegó a corresponsal europeo de tres periódicos, The Saturday Evening Post, The United States Gazette y The Tribune, de Nueva York, y embarcóse hacia Europa en julio de 1844. Viajó largo tiempo a través de Alemania, aprendió el idioma del país y estuvo asimismo en Ita­lia; desde los distintos lugares visitados en­vió a sus periódicos una serie de artículos.

Al regreso (1846), reunió el material publi­cado en un libro, Panoramas a pie [Views Afoot, 1846], que alcanzó una gran popula­ridad y logró veinte ediciones en el curso de un decenio. Con los ingresos de su tra­bajo fundó en 1846 un diario, la Gazette, en Phoenixville; pero vendió el periódico antes del final del año y marchó a Nueva York, donde enseñó durante algún tiempo en una escuela femenina. Poco después fue director de The Union Magazine and Christian Inquirer, y posteriormente dirigió la sección literaria de The Tribune (1848). En 1849, empero, se trasladó a California en pos del oro, y su firma apareció en otra serie de interesantes artículos, escritos para este último periódico y otros; documento de la nueva experiencia es Eldorado (1850). El mismo año contrajo matrimonio, luego de un largo noviazgo, con Mary S. Agneu, la cual, ya enferma de tuberculosis, murió dos meses después de la boda. En 1851, en parte para buscar un alivio a su dolor, Taylor resolvió emprender otro viaje.

Pasó dos años en el Oriente Medio, India y China, y unióse en Shangai a la expedición del comodoro M. C. Perry al Japón. En tales países continuó escribiendo artículos, que envió a la prensa de su país, y poesías; su permanencia en Asia dio lugar a los volúmenes de Poems of the Orient (1854) y A Visit to India, China and Japón (1855), en prosa. Tras diez años de vagabundeo se casó nueva­mente (1857), y establecióse en una granja de Chester County, donde escribió su pri­mera novela, Hannah Thurston (1862), a la que siguieron Diario del poeta [The Poet’s Journal, 1862], Las fortunas de John Godfrey [John Godfrey’s Fortunes, 1864] y el poema Cuadro de San Juan [Picture of St. John, 1866]. En 1862 había sido enviado a San Petersburgo como secretario de em­bajada; sin embargo, como no obtuviera el cargo de ministro, dimitió en 1863. Desde este año hasta 1871 dedicóse principalmente a la traducción de Faust, y entre 1870 y 1877 enseñó literatura alemana en la Uni­versidad Cornell. Nombrado en 1878 minis­tro en Berlín, falleció el mismo año en esta ciudad. De su vasta producción per­manecen aún vivos algunos versos de tono familiar, entre los cuales figura el Canto del campo (v.).

L. R. Lind