Bartolomeo Gamba

Nació en Bassano el 15 de mayo de 1766, murió en Venecia el 3 de mayo de 1841. Habiendo entrado como dependiente a los trece años en la Tipografía Remondini, se convirtió con el tiempo en su director general gracias a la protección del conde Remondini.

En 1783 aparecía La biblioteca portatile dei clasici latini e greci, su primer trabajo. En 1805 se imprimió, y vendió rápidamente, la Serie de los textos de lengua y de otras obras importantes de la literatura italiana… (v.), la más impor­tante obra bibliográfica y filológica de G. Era el tiempo de las guerras napoleónicas y una noche llamaron a la tipografía para que se imprimiera una proclama de Napo­león. G., hombre de la Academia de la Crusca, encontró aquel texto incorrecto y lleno de impropiedades y corrió al Cuartel General, donde todos estaban durmiendo; entonces, para salvar la honorabilidad de la Casa Remondini corrigió la proclama. Napoleón no pudo replicar; por el contra­rio, palmoteándolo en la espalda, le dijo: «Está bien, está bien: me gustaría que se le parecieran todos los regentes de impren­ta».

En 1811, muerto Remondini, se trasladó G. a Milán, donde publicó en 1812 la se­gunda edición de la Serie. Nombrado pri­mero por el gobierno francés y más tarde por el austríaco inspector general de prensa del Adriático y censor regio, pasó a Venecia y se convirtió en propietario de la Tipo­grafía Alvisopoli. En este período tradujo el Quijote.

C. Lelj