Antonio Malatesti

Nació en Florencia en 1610, según se cree, y murió en la misma ciudad el 27 de diciembre de 1672. Hombre de variadas actividades, cultivó no solamen­te la poesía, sino también las artes y las ciencias. Perteneció a los medios literarios florentinos que hallaban en las letras un pasatiempo. Al principio siguió la tradición sedera de su familia, y más tarde obtuvo del gran duque Femando II un empleo en la oficina recaudadora de los impuestos sobre la sal. Fue amigo de Lippi, quien le pre­sentó bajo uno de los personajes de Malmantile recobrado (v.). Las obras más importantes de Malatesti, en parte aparecidas póstumas, son La Tina (1757), conjunto de sone­tos erótico-rústicos, I brindisi dei Ciclopi (1673), pequeño poema en sonetos sobre los amores de Polifemo y Galatea, y, singular­mente, la doble serie de acertijos rimados titulada La Esfinge (v.).

D. Mattalia