Andrija Kachich-Mioshich

Nació en Brist, cerca de Macarsca (Dalmacia), en 1704, y murió en Zaostrog el 14 de diciembre de 1760. Fue el primer escritor croata que, abando­nando los límites locales de las «literaturas provincianas», exaltó las glorias de todos los eslavos del sur y dirigióse a cuantos podían entender su lengua. En la fuente bautismal se le impuso, el 17 de junio de 1704, el nombre de Ante. Estudió en el monasterio franciscano de Zaostrog, junto a su tío fray Simón Tomashevich, que era el prior, las gramáticas latina, croata e italiana du­rante cinco años. A los dieciséis, el 10 de marzo de 1720, ingresó en la orden francis­cana con el nombre de Andrija. Luego de haber cursado Filosofía y Teología en Buda, fue ordenado sacerdote en Shibenik en 1728.

Dedicado a la ciencia y a la enseñanza por espacio de cinco años dio en Zaostrog cur­sos de Filosofía; después, en 1735, fue nom­brado, en Shibenik, «lector generalis» de Teología. Diez años más tarde fue enviado a Sumartin, en la isla de Brach, donde se habían refugiado los franciscanos expulsa­dos por los turcos; allí fue edificado bajo sus órdenes un nuevo monasterio, en cuya construcción él mismo participó con sus manos. En 1750 fue llamado otra vez al monasterio de Zaostrog, donde permaneció hasta su muerte. Allí escribió las obras que habían de perpetuar su nombre en la histo­ria de la literatura servo-croata: La delei­table conversación sobre el pueblo eslavo (v.) y Arca [Korabjica], textos para cuyas redacción y publicación realizó diversos viajes a Venecia.

R. Picchio