András Fáy

Nació en Kohány el 30 de mayo de 1786 y murió en Pest el 26 de julio de 1864. Estudió en los colegios protestantes de Sárospatak y Pozsony.

En 1820 inició su acti­vidad literaria con un tomo integrado por más de trescientos aforismos y fábulas ori­ginales, del que en tres años aparecieron otras tantas ediciones y una versión alemana. Notable fue también el éxito de un segundo volumen del mismo género publi­cado en 1824.

Establecido en Pest en 1822, convirtió muy pronto su casa en un verda­dero centro de escritores y eruditos, quie­nes, fascinados por su elevado idealismo no ajeno a una acusada capacidad práctica y organizadora, secundaban gustosamente su multiforme e infatigable actividad, dedicada por completo a la causa del progreso cul­tural y económico del país.

«Ser útil» era el único objetivo de su existencia, cuyas etapas principales se identifican con otras tantas audaces y benéficas empresas reali­zadas en los campos más diversos de la vida nacional. Singular importancia revis­tió su aportación al incremento de la edu­cación pública y al desarrollo del teatro y de las bellas artes; al mismo tiempo, la fun­dación de la primera Caja Nacional de Aho­rro de Pest, a él debida (1840), marca el principio de una nueva era en la historia de la economía húngara.

En 1832 apareció su novela Casa Bélteki (v.), en la que in­tentó por vez primera la descripción de extensos sectores de la sociedad magiar con­temporánea. Diputado en el Parlamento, fue desde 1835 uno de los oradores más popu­lares de la oposición. Tras la capitulación de Világos, se retiró a la vida privada.

E. Várady