Aleksandr Qazbegi

Nació el 20 de enero i de enero del antiguo calendario ruso) de 1548 en Khevi y murió el 10 de diciembre 28 de noviembre) de 1893 en Tiflis. Hijo único de un general georgiano del ejército ruso, comandante en Khevi, fue educado primeramente hasta la edad de 12 años, y cuando fue enviado a la escuela en Tiñis fue llamado de nuevo a casa de sus padres, que no podían soportar vivir sin él: circuns­tancia de la que se dolió después amarga­mente. Su padre murió en 1866, y al año siguiente entró Qazbegi en una escuela de agri­cultura de Moscú, pero una grave enfermedad le obligó a regresar a Khevi, donde ejerció de pastor de 1871 a 1878.

En 1879 se trasladó a Tiflis y se dedicó a la literatura, pero con el transcurso del tiempo se le manifestaron desórdenes mentales que hicie­ron necesario su internamiento en un hos­pital psiquiátrico. Fue sepultado en el pueblo donde habían vivido sus antepasados, llamado entonces Stepanzminda, y hoy con su nombre, Qazbegi. Sus obras más impor­tantes fueron publicadas en Tiflis en los años 1880-85: Elgugia, La parricida (v.), El paria, Elbred, Ziko, Khevisberi Gocia. En estas obras, plenas de entusiasmo por la vida libre en las montañas que Qazbegi había conocido en los años pasados como pastor en las colinas de Khevi, la agudeza de la observación se une a la frescura de las descripciones, aunque adolezcan de un cier­to desequilibrio: construidas con habilidad excepcional y escritas en un estilo ani­mado, están profundamente impregnadas de folklore.

J. P. Smith