Agnes von Krusenstierna

Escritora sueca Nació en Vaxjo (Smaland) el 9 de octu­bre de 1894, murió el 10 de marzo de 1940 en Estocolmo. Pertenecía a la alta burguesía que dio a la generación de 1890 sus más apreciados escritores: Heidenstam, Selma Lagerlof y Froding. Como sus inmediatos predecesores trata el drama de la ruptura social en el mundo moderno y recoge ade­más la herencia poética, romántica y legen­daria de Suecia. Pero existía en ella una tercera vena de fuerza profunda, que im­prime en su obra un carácter insólito en el que se revela el influjo de su mari­do, el escritor David Sprengel (1880-1951): obsesión del infierno interior, de los arreba­tos, de los gritos que brotan en el corazón de la epopeya o del idilio.

Su producción está integrada por diversas series de va­rios volúmenes cada una: Tony, 3 vols. (1922-26), Las señoritas de Pahlen (v.), 7 vols. (1930-35). Nobleza pobre, 4 vols. (1935-38), etc. Nuestra autora se inscribe en la línea de los visionarios, de Stagnelius y de Strindberg. La descripción realista de la sociedad de Estocolmo se desprende de un mundo subterráneo de profundidades tenebrosas. El drama está allí, oculto en la magia universal de la sensualidad, mez­clado con los terrores pánicos a los que no escapa casi ninguno de los personajes. Uni­verso sonámbulo, poblado de trasgos, de monstruos, de princesas cautivas, las cua­les, una vez libertadas, «no resisten el amor»; doncellas en flor en medio de es­cenas de terror y demencia, esta obra car­gada de misticismo sexual con prolonga­ciones cósmicas, confiere a Krusenstierna un lugar aparte dentro de la literatura sueca con­temporánea.