Adrien de Turnèbe

(latinización de Tournebeuf o Tournebu). Nació en Andelys (?) en 1512 y murió en París el 12 de junio de 1565. Entregado con verdadera vocación al estu­dio de las lenguas antiguas y de la Filología, seguidor y luego compañero del famoso Budé, de Pierre Danés y de Étienne Dolet, y contemporáneo de Ramo, sucedió en 1547 a Toussaint en la enseñanza en el recién establecido Colegio Real, y alcanzó una gran notoriedad como maestro no superado en la traducción de los textos de la Antigüedad griega. Fueron discípulos suyos el célebre filólogo H. Estienne y varios literatos y poetas como Jean Passerat, Vauquelin de la Fresnaye, J.-A. Baïf, R. Belleau, Ronsard y Du Bellay.

Autor poético de una abun­dante y elegante producción en vulgar, la­tín y griego, participó honrosamente en las numerosas colecciones de versos junto a sus coetáneos más notables; fue denominado por Montaigne «el espíritu más elegante del mundo», y viose elogiado por los ingenios más selectos de su época, a pesar de su oposición a las doctrinas de Du Bellay y «La Pléiade» respecto de la posibilidad, o más bien necesidad, de una reforma de la lengua francesa tradicional en un sentido noble y clasicista. Decía, en efecto, que «el francés es demasiado vulgar para acoger elevadas ideas, y resulta más adecuado a las relaciones familiares y domésticas», y sos­tenía también que la misma carencia de una ortografía regular y segura lo desauto­rizaba, opinión defendida ya por Budé y el mismo Erasmo, y duramente atacada por Étienne Pasquier, entre otros, en su Lettre a M. Tournebu.

Ello, empero, no le enajenó el afecto y el aprecio de los innovadores. Falleció amorosamente asistido por Passerat y Ronsard. Son particularmente notables sus ediciones completas de Esquilo, Sófocles y Aristóteles, una extensa antología de veinti­siete poetas del clasicismo griego (1553, traducido el mismo año al latín por G. Morel), la primera edición francesa de la Ilíada, y otras de Platón, así como los textos reuni­dos en Obras varias (v.) y en los originales Apuntes de lectura (v.).

M. Bonfantini