Adriano Cecioni

Nació en Fontebuoni (Flo­rencia) en 1836, Murió en Florencia el 23 de mayo de 1886. Discípulo del escultor Aristodemo Costoli en la Academia de Bellas Ar­tes, se alistó voluntariamente en 1859 en el segundo batallón de cazadores toscanos.

Vuelto a Florencia en 1860, reanudó allí los estudios; tres años después, ganador de la Pensión nacional, marchó a Nápoles, donde permaneció hasta 1867, trabando amistad con un grupo de jóvenes pintores, Marco De Gregorio, Federigo Rossano y Giuseppe de Nittis, y dando vida a la llamada Es­cuela de Resina.

De regreso a su tierra, esculpió el Bimbo con il gallo (1868), ex­puesto y premiado en el Salón parisiense de 1870, y Primi passi (1869); a comien­zos de 1870 marchó por primera vez a París y de nuevo durante breves períodos en 1871 (año en que estuvo también en Londres) y en 1873, pero con escasa fortuna.

Con la co­laboración en el Giornale Artístico (1873) da comienzo su actividad de crítico, conti­nuada en los años siguientes con los opúscu­los Concetti d’arte sull’Esposizione di Napoli de 1877 (Florencia, 1877) y Critici profani all’Esposizione del 1880 di Torino (Florencia, 1880) y con los artículos sobre Macchiaioli publicados en el Fanfulla y en el Capitan Fracassa deila Dominica.

Siempre apremiado por necesidades económicas, que le amargaron la existencia, esculpió por aquellos años, además de una serie de peque­ñas terracotas, Incontro per le scale y aquel grupo de la Madre (1880) que inspiró la oda homónima de Carducci.

Lograda, al fin, en 1885 cierta estabilidad económica con el nombramiento de maestro de dibujo en el Instituto superior del Magisterio femenino de Florencia, murió inesperadamente al año siguiente. Sus trabajos de crítica fueron reu­nidos en un volumen póstumo titulado Escri­tos y recuerdos (v.).

L. Vitali