Abû Bakr Muhammad ibu al-Qūtiyya

Filólogo e historiador arábigoespañol, que vivió en el siglo X; sabemos que nació en Córdoba, donde murió en 977. Su nombre sig­nifica «hijo de la goda»; era descendiente por línea materna de Witiza, y por enemis­tad personal con don Rodrigo, se pasó a los musulmanes en la batalla de Guadalete. Fue un hombre extremadamente piadoso que, a pesar de su origen en parte cristiano, sentía con fervor la religión de Mahoma. Fue un delicado poeta que versificaba con exquisita habilidad. Estudió tradiciones y jurisprudencia, pero sobre todo destacó en la filología, a cuya enseñanza se dedicó. Hasta nosotros ha llegado su Crónica (v.), que le dio gran fama en vida y de la que destaca hoy la nula simpatía que sentía su autor por los cristianos.

J. R. Manent