Aart van der Leeuw

Nació en Hof van Delft (Holanda) el 23 de junio de 1876 y murió en Voorburg (La Haya) el 17 de abril de 1931. Estudió Leyes en Amsterdam, y, tras el ejercicio de un empleo en una so­ciedad de seguros, dedicóse exclusivamente, a partir de 1906, a la literatura. Se formó en el círculo constituido en torno a la re­vista El Movimiento [De Beweging], de A. Verwey. Su prosa juvenil, repleta de imá­genes, resulta preciosista y artificiosa. No obstante, en los textos posteriores, basados en el contraste entre poesía y realidad, el estilo aparece más simple, ágil y poético.

Entre los obras narrativas de nuestro autor destacan Yo con mi música (1927, v.), ele­gante idilio rococó, y El pequeño Rodolfo [De kleine Rudolf, 1930], historia de un hombre afectado por complejos de inferio­ridad. Sus poesías, luminosas e idílicas, se hallan reunidas en las antologías Hacia lo alto [Opvluchten, 1922] y El Paraíso Terre­nal [Het Aardsche Paradijs, 1927].

A. H. Luijdjens