Pén Ts’ao Kang Mu, Li Shih-chên

[Clasificación de árboles y hierbas]. Famoso tratado chino de farmacología, terminado de escribir en 1578 por el médico y literato Li Shih-chên, después de veintiséis años de intensa labor, durante los cuales rehízo por lo menos tres veces el manuscrito antes de darse por sa­tisfecho.

El manuscrito fue después presen­tado al emperador por Li Chien-yûan, hijo del autor, y. publicado por primera vez alrededor del año 1596. El trabajo fue revisado de nuevo e impreso en tiempos del emperador K’ang Hsi (1662-1722) de la di­nastía Ch’ing y después otras veces con adiciones. El Pên Ts’ao Kang Mu compren­de cincuenta y dos libros, divididos en die­ciséis partes, correspondientes a otras tan­tas grandes divisiones de la materia que abraza (agua, fuego, tierra, minerales, hier­bas, granos, vegetales, frutos, árboles, ves­tidos y utensilios, insectos, peces, crustá­ceos, pájaros, animales y el hombre). De los cincuenta y dos libros, tres son de ilustra­ciones, dos de instrucciones generales y dos de índices.

La obra comprende en total mil ochocientos noventa y dos fármacos, más de mil quinientos dieciocho de los cua­les fueron elegidos por el autor entre más de ochocientos tratados de materia médica pre­existentes y hoy casi todos perdidos; los otros fueron añadidos por él como apor­tación propia. De cada fármaco da el nom­bre correcto, con sus diferentes sinónimos y las etimologías, y describe con mucha precisión los caracteres organolépticos y el modo de preparación o de extracción, siempre deshaciendo dudas o corrigiendo errores. Sobre él parece que ejerció una gran influencia la llamada «teoría de las contraseñas», según la cual el uso de hier­bas o de sustancias médicas ha de ser su­gerido por ciertos caracteres externos pe­culiares a las mismas.

El Pên Ts’ao Kang Mu resume toda la ciencia médica china de su tiempo; el autor, seleccionando de los maestros que le precedieron cuanto del pasado merecía fe y añadiendo a esto todo lo nuevo que la terapia china de la época había hallado, nos ha legado un documento claro y significativo del estado de los cono­cimientos farmacológicos indígenas en el siglo XVI. Aquí radica la importancia de la obra, cuya enorme influencia queda demos­trada por el gran número de otras obras hechas a imitación suya, pero todas consi­derablemente inferiores, aparecidas des­pués, y por las muchas que también se han escrito con el fin de aclararla y comentarla.

Introducido en el Japón, el Pên Ts’ao Kang Mu (en japonés: Honsō Kōmoku) fue pre­sentado en 1606 al shōgun por el filósofo Hayashi Dōshun (1583-1657); tuvo gran difusión entre los especialistas del archi­piélago y sirvió también de modelo para obras semejantes, entre las que citaremos el Honsō kōmuku Keimō [Instituciones de farmacología] del famoso médico Ono Ranzan (1729-1810). Traducciones del Pên Ts’ao Kang Mu a lenguas europeas no existen, pero esta obra es una de las fuentes prin­cipales sobre la que han trabajado y traba­jan los investigadores occidentales de la botánica y farmacia chinas. G. A. Stuart lo ha utilizado a fondo para su importante tra­bajo sobre los simples chinos; Materia mé­dica china (Shanghai, 1911).

M. Muccioli