LA OTRA PARTE DE LA HISTORIA

*
Hans Magnus Enzensberger
Europa en ruinas. Relatos de testigos oculares de los años 1944 a 1948
Trad. del alemán de Begoña Llovet Barquero
Capitán Swing, Madrid, 2013, 388 pp.

Europa en ruinas (Enzensberger)

por Anna Rossell

Siempre he considerado un privilegio poder conversar con testigos vivos de una Historia que a las generaciones posteriores no nos es dado conocer sino a través del trabajo de los historiadores. No es que tenga por más valioso el testimonio de los primeros, pero sí lo creo un complemento indispensable de lo que leemos en los libros. Desde luego la ocasión se ofrece pocas veces y poco tiempo y hay que aprovecharla antes de que desaparezca para siempre la oportunidad. Es un complemento porque lo que cuentan quienes vivieron los hechos o los testimonios oculares inmediatos a los hechos no se encuentra en los libros de historia. La crónica directa narra impresiones normalmente impactantes en tanto que se acerca a las opiniones de la gente de la calle, la que ha sufrido las consecuencias de una catástrofe, sea cual sea su naturaleza, es la descripción de su día a día, se aproxima al padecimiento, a la desorientación reinante.

Este libro de relatos de testigos oculares –reportajes- del último año de la Segunda Guerra Mundial y de los primeros años de posguerra es un pequeño gran tesoro en este sentido. Quien recopila estas crónicas, el renombrado periodista y multilaureado escritor alemán Hans Magnus Enzensberger (Kaufbeuren, 1929), consciente del valor que tienen los testimonios que recoge, ha querido dejar constancia escrita para la posteridad del estado material y espiritual de Europa en aquellos aciagos años. Hay que agradecer el esfuerzo, aun cuando aquella guerra nos parezca distante -aunque precisamente por ello tenga más valor aún-, puesto que su lectura nos confirma lo que ya muchas veces se ha observado –como ya apuntó Bertolt Brecht refiriéndose al personaje de su Madre Coraje-, que “el hombre aprende de las catástrofes lo que el conejillo de Indias sobre biología” y que el recuerdo de la desolación y el sufrimiento causados por el ser humano en el mundo debe ser mantenido constantemente como alerta.

Si bien en los años de la posguerra inmediata el género del reportaje en la literatura de expresión alemana se cultivó con frecuencia, no sólo entre los periodistas, sino también entre los escritores en general por ser el registro más adecuado a la necesidad espiritual del momento, y aunque recopilaciones de estos textos se publicaron algún tiempo más tarde en forma de libro, lo cierto es que son escasas las traducciones que de aquellos reportajes han llegado fuera de los países de lengua alemana. También aquellos documentos –reportajes, cuentos o narraciones a caballo entre ambos géneros-, que reflejaban sobre todo la vida cotidiana y la mentalidad de la Alemania vencida, escritos en su mayoría por alemanes contrarios al nacionalsocialismo, merecerían darse a conocer fuera del estricto ámbito de interés del específico erudito. Pero Enzensberger ha optado con inteligencia por excluir a autores alemanes de los relatos por él recopilados, para intentar transmitir una mirada emocionalmente menos implicada en lo descrito, y ha extendido los lugares objeto de las crónicas más allá de las fronteras de Alemania para ofrecer un abanico más amplio, objetivo y justo, y dar una idea cabal de la destrucción. Así –con excepción de Döblin que como judío y socialista tuvo que huir del país y adoptó en 1936 la nacionalidad francesa- intervienen en el libro autores y periodistas extranjeros que cubrieron las noticias de los últimos coletazos de la guerra así como de las que siguieron al conflicto: Martha Gellhorn, A.J. Liebling, Norman Lewis, Janet Flanner, Robert Thompson Pell, Edmund Wilson, Alfred Döblin, Max Frisch, Stig Dagerman John Gunther. Los lugares: Nápoles, París, Nimega, Colonia, Londres, Renania, Dachau, Roma Milán, Atenas, Creta, Suroeste de Alemania, Múnich, Frankfurt, Núremberg,Varsovia, Berlín, Viena, Praga, Budapest, Belgrado, Königstein. Ellos toman el pulso a lo que sucedía en las cámaras de tortura en los sótanos de dependencias parisinas tomadas por la Gestapo, se acercan a la opinión de algunos alemanes sobre las Fuerzas de Ocupación y de su política, nos ayudan a comprender la farsa en muchos casos y la dificultad de los llamados Procesos de Desnacificación, nos acercan a la autojustificación de muchos ante lo injustificable de los años de terror nazi, el abandono de tantos judíos a su suerte por parte de tantos ciudadanos alemanes, nos permiten presenciar la amnesia colectiva de tantos, obstinados repentinamente en ignorar y hasta en negar la realidad, asistimos a la negación generalizada de la evidencia: ya en abril de 1945 Martha Gellhorn constata cuando llega a Renania “nadie es un nazi. Nadie lo ha sido jamás. Tal vez había un par de nazis en el pueblo de al lado y sí, es cierto, esa ciudad a 20 kilómetros de aquí era un verdadero nido del nacionalsocialismo. Para decir verdad, en total confianza, aquí había una gran cantidad de comunistas […]”. En definitiva, contemplamos y reflexionamos contemplando la vida y la muerte entre aquellas ruinas, escenas que en algunos momentos adquieren trazos de grotesco surrealismo. Quien quiera conocer los repliegues de la Historia deberá documentarse en este tipo de textos, que, por escasos, adoptan una relevancia especial. Son sencillamente indispensables.

© Anna Rossell

El hospital de la transfiguración, o la tragedia en el ambiente. Stanislaw Lem

El hospital de la Transfiguración, de Stanislaw Lem

El hospital de la transfiguración fue la primera novela escrita por el polaco Stanislaw Lem y la compuso en un momento en el que todavía no tenía claro si quería ser escritor o dedicarse a la medicina, que había sido su primera vocación. Después de grandes problemas para que las autoridades comunistas le dieran el visto bueno, logrío al fin publicarla en 1956, aunque había terminado el libro en 1948.

La obra narra la situación de un médico al principio de la segunda guerra mundial, cuando nadie sabía si de veras iba a haber una guerra o implemente se daría por bueno el reparto de Polonia entre alemanes y soviéticos. El joven es enviado a un funeral para representar a su padre y allí vemos las figuras populares del país y su desánimo, con un ambiente de extravió que ya no nos abandonará a lo largo de toda la novela.

Porque esa es la principal virtud de Lem en esta obra: contar hechos más o menos cotidianos dejando la impresión de que el desánimo y la tragedia flotan en el ambiente aunque no suceda nada. Para ello se vale de los locos, que en el psiquiátrico donde acaba trabajando este médico  no son los aullantes internos que podemos encontrar en otros libres, sino gente triste que se pregunta qué les llevó a perder la salud.

El hospital, que sirve también de refugio  algunos personajes importantes de la intelectualidad polca, se va convirtiendo en un lugar de debate donde poco a poco se reúnen algunos de los huidos de las matanzas nazis y rusas, especialmente encarnizadas con los intelectuales polacos y cualquier clase dirigente (o que pudiese organizar la resistencia) y se nos muestra cómo el penbsamiento, la filosofía o la estética misma pueden ser también formas de escapismo ante una realidad que se prefiere no ver.

El ambiente en el hospital se va enrareciendo, y aunque los hechos no llegan a ser trágicos hasta más adelante, predomina el dominio delos paisajes sombríos, las ideas desesperanzadas, narradas con una proisa que parece transmitir el cansancio del que no sabe cómo resistirse a sus circunstancias.

Al final, con la llegada de los alemanes al hospital, se desencadenará un desenlace que no tiene nada que ver conl previstyo, o no al menos para quien llegue a la sutileza de lo que quiere contar Lem y vaya más allá de los simples hechos.

Más que un drama o una novela histórica, estamos ante una novela de ambiente, como la Investigación y, tal vez, las memorias encontradas en una bañera.

 

 

FICHA DEL LIBRO
ENLACE AL LIBRO: CONVERTIR ESTE LIBRO
TÍTULO=”El hospital de la transfiguración, o la tragedia en el ambiente. Stanislaw Lem”
ENLACE DE DESCARGA: ENLACE DE DESCARGA (En el banner vertical)
REFERENCIA Y AUTOR: “El hospital de la transfiguración, o la tragedia en el ambiente. Stanislaw Lem”

PDF


FORMATOS DISPONIBLES: EPUB,FB2,MOBI

Carinhall (Carlos Díaz Domínguez)

Carinhall

La historia de amor entre Hermann Goering y su esposa Karin es una de las más románticas e impresionantes de aquellos años. La novela no trata propiamente sobre esta historia, sino sobre un momento posterior, cuando ya había empezado la guerra.

Segunda Guerra Mundial. Goering, lugarteniente de Hitler, ha construido al norte de Berlín la mansión más fastuosa del Tercer Reich, Carinhall, donde exhibe los cuadros que ha robado a lo largo y ancho de Europa. Para gestionar el movimiento de pinturas reclama a un restaurador del Museo del Prado. Pronto señalan a Luis Molero como la persona más indicada. Si acepta la oferta, él y Teresa, su bella mujer, conseguirán la libertad del padre de Luis, preso político.

Nicolette es una joven francesa, miembro de la Resistencia, que lucha en París contra la ocupación alemana. Sus jefes le encomiendan la misión más difícil: desplazarse a Alemania y hacerse con unos documentos que están en el interior de Carinhall.

Erika es una ambiciosa mujer alemana casada con un alto oficial nazi. Viven con su hijo en Carinhall y, desde allí, son testigos del desmoronamiento del Reich y el avance de las tropas aliadas. Cree que la única opción de salvación es huir, y deberá convencer a su marido de ello.

En esta apasionante novela el lector se sentirá atrapado por la historia, su desarrollo y, sobre todo, por los vínculos que se establecerán entre las tres protagonistas femeninas y las circunstancias que las llevarán al límite.

FICHA DEL LIBRO
ENLACE AL LIBRO: CONVERTIR ESTE LIBRO
TÍTULO=”Carinhall (Carlos Díaz Domínguez)”
ENLACE DE DESCARGA: ENLACE DE DESCARGA (En el banner vertical)
REFERENCIA Y AUTOR: “Carinhall (Carlos Díaz Domínguez)”

PDF


FORMATOS DISPONIBLES: EPUB,FB2,MOBI

LA OFENSA (Ricardo Menendez Salmón )

 

El argumento es bastante sencillo a primera vista. Kurt es un joven sastre que trabaja tranquilamente en una localidad alemana hasta que el ejército alemán lo llama a filas. Nuestro protagonista se ve obligado a dejar la sastrería para colocarse el traje de militar y lanzarse a la aventura bélica de la Segunda Guerra Mundial.

Las tropas de Hitler traman la entrada en Francia y Kurt se ha ganado muy rápidamente la confianza de sus superiores, hasta el punto de convertirse en cabo. Movido más por la inercia de la fuerza del ejército alemán que por ambición propia, solicita en todo momento estar en línea de combate y ayudar a su patria.

Pero de repente Kurt se choca con la más dura realidad, los brutales asesinatos de víctimas inocentes se cruzan ante  sus ojos. Va a ser un golpe tan duro para este humilde sastre, que el cuerpo le deja de responder. Kurt pierde la sensibilidad de su cuerpo.

A partir de este punto se ponen en marcha una serie de divagaciones existencialistas entorno al personaje que interaccionarán con el lector para que éste participe en las más profundas reflexiones sobre las guerras, el horror, el absurdo y la reacción de algo tan frágil, en el fondo, como es el cuerpo humano.

 

La ofensa” es una novela corta que se lee de un tirón. Hay una clara intención de huir de los abusos ornamentales de la narrativa e ir directo al grano, escribir únicamente lo que es pertinente para el relato y obviar información que el lector ya sepa o pueda imaginar.

Y lo cierto es que estamos ante una novela que en todo momento va a pedir una interacción con el lector en el plano interpretativo. Decía Hemingway en su teoría del iceberg que lo importante en un relato no es lo que se dice, sino lo que no se dice, lo que se intuye. Precisamente aquí se juega con esta técnica. Kurt abandona la sastrería y se va a luchar a la guerra, en un principio participa de forma vehemente, pero al encontrarse con la dura realidad de la sangre derramada en vano, de repente su cuerpo le deja de responder. Podríamos decir que esto es, muy básicamente, el argumento, lo importante es lo que exprimamos nosotros a partir de aquí. ¿Cómo reacciona el ser humano ante situaciones de terror? ¿Es el cuerpo capaz de desvincularse de su mente ante este panorama? ¿Puede uno reponerse después de experiencias tan amargas? ¿Son todas las guerras iguales? Hay un sinfín de preguntas que el propio autor va planteando en la narración, así como otras que el lector se formula.

No estamos ante una novela de guerra al uso, no es otra narración sobre el holocausto o sobre las atrocidades del régimen nazi. Es una novela que utiliza la excusa de la Segunda Guerra Mundial para marcar un antes y un después en un personaje, para que sirva como punto de inflexión y se haga una dramatización de la experiencia del ser humano ante el terror. Podría no ser la Segunda Guerra Mundial y la esencia sería la misma.

El ritmo de la novela está bien llevado y a medida que leemos, más crece el interés por Kurt, por entender qué le ocurre. La resolución de la novela es, diría yo, lo mejor de todo, con un juego de imágenes finales absolutamente desgarradoras. 

Por lo tanto tienen razón Vila-Matas y Rosa Montero cuando dicen que es una novela corta pero intensa, porque no podemos quedarnos con lo que nuestros ojos leen, sino que disfrutaremos también haciendo un ejercicio de reflexión a medida que avanzamos.

www.ciberanika.com

Juan Sin Letras. Una cruzada literaria.

Juan Sin Letras. Una cruzada literaria.

FICHA DEL LIBRO
ENLACE AL LIBRO:
CONVERTIR ESTE LIBRO
TÍTULO=”LA OFENSA (Ricardo Menendez Salmón )”
ENLACE DE DESCARGA: ENLACE DE DESCARGA (En el banner vertical)
REFERENCIA Y AUTOR: “LA OFENSA (Ricardo Menendez Salmón )”

PDF


FORMATOS DISPONIBLES: EPUB,FB2,MOBI

Subir a por aire (George Orwell)

El protagonista de la obra es George Bowling, un agente de seguros de mediana edad que vive en una típica casa inglesa de las afueras con su mujer y sus dos hijos. Un día, al estrenar su nueva dentadura postiza, siente la necesidad de «subir a por aire», referencia metafórica en alusión a su situación vital presente y la necesidad consecuente de solventar la rutina tiránica ejercida por el tiempo petrificante. Con diecisiete libras que ha ganado en una carrera, su tabla de salvación, decide remontar el sosegado transcurrir de su historia regresando a su infancia, concretamente decide volver a Lower Binfield, el pueblo donde creció, y el estanque donde solía pescar carpas treinta años atrás. Dejando de lado a su familia, encamina su existencia hacía el recuerdo idealizado plasmado en su memoria, más, como es de esperar, se reencontrará con el efecto producido por la Realidad en los fantasmas del recuerdo y la esperanza. El estanque ha desaparecido, el pueblo se ha vuelto irreconocible y el principal acontecimiento de sus vacaciones es un bombardeo accidental de las fuerzas de la RAF, que preludia el estallido de la Segunda Guerra Mundial.

A través del relato de las andanzas del protagonista, cómico y corrosivo a la vez, Orwell traza una nostálgica visión de las costumbres inglesas desde 1893 -año del nacimiento de Bowling- hasta 1938, cuando ya se cernía el espectro devastador de la Segunda Guerra Mundial.

FICHA DEL LIBRO
ENLACE AL LIBRO: CONVERTIR ESTE LIBRO
TÍTULO=”Subir a por aire (George Orwell)”
ENLACE DE DESCARGA: ENLACE DE DESCARGA (En el banner vertical)
REFERENCIA Y AUTOR: “Subir a por aire (George Orwell)”

PDF


FORMATOS DISPONIBLES: EPUB,FB2,MOBI