Antiguas historias de las armas de los rayos (Mukashi Gatari, de Inzuma Byoshi)

Novela en seis volúmenes del escritor japonés Santóan Kydden, en el siglo Iwase Denzó (1761-1816), publicada en 1805.

Kumode, concubina del anciano príncipe Sasaki Sadakuni, gobernador de la provincia de Yamato, y el mayordomo de éste, Fuwa Dóken, hombre astuto y ávido, tra-man sus intrigas; la concubina quiere poner a su hijo en el lugar del hijo legítimo del príncipe, heredero de la fortuna de su padre; Fuwa quiere ser príncipe también. Pero el anciano Sadakuni tiene un fiel va¬sallo, Nagoya Sanzaburó, el cual, después de una serie de peripecias, consigue matar a Fuwa, obteniendo con esto el doble fin de restablecer la justicia en la familia de su señor y vengar a su propio padre, a quien Fuwa había matado. El título de la novela nace de la circunstancia de que el hijo de Fuwa, Banzaemon, y cuatro amigos suyos frecuentaban el barrio de las casas de Prostitución de kyoto vistiendo todos ellosdel mismo modo, con trajes que llevaban dibujadas insignias con rayos y nubes, para atraer a Sanzaburó.

La novela pertenece al segundo período de la actividad del autor (de 1792 hasta su muerte), en el que ésta abandona la producción obscena, que te nía por ambiente el burdel y por protagonistas a prostitutas y libertinos, producción que había acarreado su encarcelamiento por parte de las autoridades celosas de las buenas costumbres, y se dio a escribir obras historicodidácticas, que tenían por objeto mostrar las ventajas de la virtud y las des¬ventajas del vicio. Alcanzó este intento de manera original, escribiendo en estilo llano y ágil, pero sin adornos, obras atractivas que mantenían tensa la atención de los lectores desde el principio hasta el fin. Todo el Mukashi-gatari Inazuma-byóshi es un cúmulo de luchas, asesinatos, suicidios, escenas horripilantes, en las cuales el escritor da rienda suelta a una fantasía in¬agotable, que le hace encontrar cosas siempre nuevas y sensacionales. Estas dotes hicieron de Kyóden el escritor preferido y más popular de su tiempo. Como continuación del Inazuma-byóshi, a cuyo éxito con¬tribuyeron también las ilustraciones del pintor Utagawa Toyokuni (1760-1825), escribió una obra con el título de Honchó Suibodai Zenden [La iluminación en el desorden), publicada en 1806.

 

Y. Kawamura

Los bisontes y los dioses. El arte como conjuro.

Magia...

Siempre me ocurre y no dejo de buscar el truco: cada vez que me pongo a  leer a Homero, o a alguno de aquellos griegos que contaban las más tremendas batallas, con intervención de dioses incluida, no consigo  comprender cómo eran capaces de conferir una fuerza semejante a sus relatos, o de repetir treinta o cuarenta veces la misma frase sin que suene lamentablemente repetitiva.

Cualquiera que se ponga hoy a escribir en ese tono se encontrará con que las palabras suenas gastadas, manidas, marchitas como flores encerradas en un misal. Quizás la clave del truco sea que ellos empleaban palabras nuevas, recién hechas, y nosotros no podemos pasar ya de ropavejeros.

O quizás, tratando de ser un poco más técnico y dando a todos los diablo la poesía, hay que reconocer que lo que nos cautiva de ese estilo es su sinceridad. Y no me refiero a la veracidad de lo que cuenta, sino a lo cercana que está la voz de estos narradores de lo que es al voz natural del Narrador, del hombre que cuenta a viva voz los sucesos importantes de su mundo.
Jenofonte, Tucídides y Homero eran ante todo, narradores naturales, genios de la escena pintada con palabras, y en cierto modo recuerdan a aquellos pintores rupestres, magos o hechiceros de su sociedad, que invocaban a los bisontes para la caza pintándolos de modo que aún hoy parezca que van a salir corriendo.

Aquellos pintores sin duda conseguían atraer a los bisontes.

Los griegos, sin duda, consiguieron hacer participar realmente a los dioses en sus relatos.

Sus bisontes aún embisten. Sus dioses aún lanzan rayos. Los nuestros, los bisontes y los dioses, malviven en las reservas que les deja el hombre blanco…

 

FICHA DEL LIBRO
ENLACE AL LIBRO: CONVERTIR ESTE LIBRO «
TÍTULO=»Los bisontes y los dioses. El arte como conjuro.»
ENLACE DE DESCARGA: ENLACE DE DESCARGA (En el banner vertical)
REFERENCIA Y AUTOR: «Los bisontes y los dioses. El arte como conjuro.»

PDF


FORMATOS DISPONIBLES: EPUB,FB2,MOBI