Riña de gatos (Eduardo Mendoza)

Los lectores habituales de Mendoza sabemos que su obra se divide en dos grupos bien diferenciados: la obra humorística y la obra seria, sin que en ningún momento se pueda decir que permanecen estancas. Por un lado está al autor de «sin noticias de Gurb» y por otro, muy distinto, el de Mauricio o las elecciones primarias,por ejemplo. Riña de gatos, sin embargo, puede decirse que está a medio camino, aunque a la novela suya que más se acerca, a mi entender, es a su primera obra: La verdad sobre el caso Savolta.

La trama empieza cuando un especialista inglés en pintura española llega a  Madrid en la primavera de 1936. Su misión es autenticar un cuadro desconocido, perteneciente a un amigo de José Antonio Primo de Rivera, que cree que podría tratarse de una obra de Velázquez. En la novela aparecen muchos personajes históricos retratados con la mayor cotidianeidad, lo quenos recuerda en cierto modo a Las máscaras del heóre, de Juan Manuel de Prada. La novela de Mendoza no está tan bien escrita, pero resulta más asequible, y puede que más realista, dentro de la osadía que supone revivir vidas ajenas.

A partir de aquí la trama se complica y se divide en los distintos tipos de problemas que va buscándose el inglés: espionaje, mujeres, problemas personales, y todo el maremágnum de rencores, miserias, mala leche y mezquindad que dará lugar a esa riña de porteras que acabó llamándose guerra civil española para gran diversión de los europeos, muy en especial los ingleses, que veían con buenos ojos que los españoles se escabecharan entre sí demostrando a quien quisiera verlo que no dejábamos de ser una banda de feriantes. 

Con esta obra, Eduardo Mendoza ha ganado el Premio Planeta 2010

FICHA DEL LIBRO
ENLACE AL LIBRO: CONVERTIR ESTE LIBRO «
TÍTULO=»Riña de gatos (Eduardo Mendoza)»
ENLACE DE DESCARGA: ENLACE DE DESCARGA (En el banner vertical)
REFERENCIA Y AUTOR: «Riña de gatos (Eduardo Mendoza)»

PDF


FORMATOS DISPONIBLES: EPUB,FB2,MOBI

La travesía, David López

La travesía es la tercera novela del escritor David López Hernández (Langreo, Asturias, 1978), que arrancó su carrera literaria de forma prometedora al ganar el premio Valdemembra de novela corta en 2006 por Otro alter de niños (Ediciones El Problema de Yorick) y el Jaén de Novela, también en 2006, por El crimen de Los Monegros (Mondadori). Con esta carta de presentación, un servidor se adentró en este libro que, a la postre, se me antojaba fascinante.

Lo primero de agradecer es la propia edición del libro: una portada inteligentemente ataviada de un cierto sabor decimonónico, de color sepia y barro y con el perfil inconfundible del famoso naturista inglés Darwin flotando como en una ensoñación, encima de un hermoso bergantín. Todo hacía presagiar que me encontraba delante de una biografía novelada sobre el padre de la teoría evolucionista, o al menos sobre algún episodio concreto de su vida. Me equivocaba… en gran medida.

La travesía no solo narra las andanzas de Darwin a bordo del Beaglee en su segundo viaje realizado en la nave como investigador científico agregado, sino que también, y con la misma intensidad, desmenuza las peripecias de un variopinto grupo de personajes, reales y ficticios, pertenecientes tanto a la tripulación del barco como a los naturales de las poblaciones por las que recaba la travesía. La misión de aquel bergantín era la de realizar las cartas de navegación para facilitar el trayecto de navíos futuros. Ese era el motivo de lo prolongado de aquel viaje en el que participó el joven Darwin.

Varias son las tramas entretejidas por David López en la novela: además de las propias reconocidas en un libro de viajes, encontramos también entre sus páginas una emotiva historia de amor entre misivas y secretos, en una lúcida e inteligente proyección que el autor ha querido mostrar sobre una Chile austral y casi desconocida para el lector no conocedor de la política amerindia de aquellos tiempos. Aunque en realidad no existe personaje principal que acapare todo el protagonismo, sí podríamos decir que el lector, una vez concluido el libro, tendrá la sensación de conocer muy íntimamente a varios de ellos, como al propio Darwin, Rowlett, el capitán Fitzroy, los mellizos Ryan, Angélica, el ayudante de cirujano Bynoe…, por lo tanto podríamos afirmar, sin temor a equivocarnos, que existen varios protagonistas en esta novela.

Contado en tercera persona, el libro tiende en algunos momentos a hacerse demasiado denso, pero no por el contenido, sino porque, cuando la lectura está avanzada, es muy complicado recordar a algunos personajes, sus atribuciones dentro del barco o incluso sus nombres. No obstante, el estilo que utiliza David López es correcto y bastante ameno. La novela arranca un poco a trompicones, lenta, pero pronto esta falta de fluidez es salvada por el autor recurriendo a una narración más intencionada y menos descriptiva. Darwin, a medida que avanza la historia, va ocupando su lugar en la vida del barco, siendo, o terminando por ser, uno más en esta travesía de aventuras, sorpresas, despropósitos, azar, trabajo y amor. Bonito libro.

M. Villanova

Roca Editorial
1ª edición, 2010
Género: Novela histórica
483 páginas
ISBN: 9788499181332

FICHA DEL LIBRO
ENLACE AL LIBRO: CONVERTIR ESTE LIBRO «
TÍTULO=»La travesía, David López»
ENLACE DE DESCARGA: ENLACE DE DESCARGA (En el banner vertical)
REFERENCIA Y AUTOR: «La travesía, David López»

PDF


FORMATOS DISPONIBLES: EPUB,FB2,MOBI

La caída de los gigantes (Ken Follet)

gigantesEstamos de nuevo ante el triunfo del folletón, y no lo digo en tono despectivo, porque folletones fueron los Tres Mosqueteros y los Miserables, por ejemplo, entre otras muchas obras que han permanecido.

Como en los viejos tiempos de la novela, en que se  publicaban por entregas, Ken Follet nos promete en esta ocasión un repaso por el siglo XX a través de tres libros que tienen ya sus fechas de salida apalabradas: 2010, 2012 y 2014. O sea que ya lo sabéis: no se va a morir ningún protagonista salvo aquellos que, de un principio, os huelan un poco a cadáver, como la gente que es muy buena, muy vieja, o muy triste.

La idea, por supuesto, es llegar a cualquier público mezclando tramas históricas, de intriga, románticas y de acción, al estilo de lo que el viento se llevó, pero en la Europa de princuipios de siglo en vez de en la Guerra civil americana o en la Edad Media de sus celebrados Pilares de la Tierra. Los personajes permanecerán invariables, como en cualquier culebrón, y una vez más nos tememos que los tópicos jalonen toda la obra para que el lector mediocre pueda encontrarse en su salsa.

Y sin embargo, insisto, esta no es uan crítica negativa de la obra, proque Ken Follet tiene la virtud de saber entretener, de trazar historias insulsas, obvias, manidas y que aún así no dejan de ser interesantes, porque se alejan de las pretensiones filosóficas de otros escritores que no saben llevar al lector a su escenario.

Ken Follet no dice gran cosa, él lo sabe, y lo saben sus lectores, pro lo que es uno de los autores más honrados del momento. La caída de los gigantes, en ese sentido, es un libro que cumple con las expectativas: es caro, gordo, y luce mucho como regalo.

Los nombres de los personajes, las cosas que hacen ylas que dicen carecen de importancia, por lo demás.

Si en vez de leer esto esperabas descargar La Caída de los gigantes en PDF, te has equivocado de sitio.

FICHA DEL LIBRO
ENLACE AL LIBRO: CONVERTIR ESTE LIBRO «
TÍTULO=»La caída de los gigantes (Ken Follet)» description=» descargar La Caída de los gigantes en PDF»
REFERENCIA Y AUTOR: «La caída de los gigantes (Ken Follet)»

PDF


FORMATOS DISPONIBLES: EPUB,FB2,MOBI

El hombre que mató a Durruti (Pedro de Paz)

durruti_reBarcelona, 1937. El comandante Fernández Durán, antiguo miembro del cuerpo de vigilancia de la Policía Gubernativa y actual comandante del ejercito republicano durante la guerra civil española, es requerido por sus superiores para una curiosa misión: investigar las oscuras circunstancias que rodearon la muerte de Buenaventura Durruti, líder anarquista fallecido en el frente de la Ciudad Universitaria de Madrid en noviembre de 1936. Para ello se traslada a la capital en compañía de su ayudante, el teniente Alcázar donde, tras una serie de avatares, sus pesquisas le conducirán a una sorprendente conclusión.

 

Tras ocho meses redactando relatos breves a modo de entrenamiento, surgió éste, pensado inicialmente también como relato de reducida extensión. Los aspectos relacionados con la Guerra Civil Española me han fascinado desde siempre y de forma particular, la figura de Durruti. Tras dos meses en los que traté de recopilar la mayor documentación posible acerca del tema, me dispuse a escribir un relato breve en el que, de forma novelada, se expusiese todas las teorías acerca de la muerte del legendario anarquista, enhebradas a través de un hilo argumental de carácter policiaco que tratase de seguir a modo de homenaje los cánones del género y, en particular, el estilo desarrollado por Conan Doyle para dotar de vida a su insigne Sherlock. Una vez puse manos a la obra y debido a la ingente cantidad de documentación recogida e información acumulada, simplemente no pude parar, dando lugar así a mi primera novela (corta, pero novela al fin y al cabo). El texto fue escrito entre los meses de noviembre de 2002 y febrero de 2003 y presentado al I Certamen Internacional de Novela Corta «José Saramago» (2003), erigiendose en ganador por decisión unánime del jurado. Uno de los casos más estrafalarios y sorprendentes de mi vida. Con mi primera novela, me presento por primera vez a un concurso literario y lo gano. Algo querrá decir, supongo yo.

Más sobre esta novela y otras del autor en http://www.pedrodepaz.com

FICHA DEL LIBRO
ENLACE AL LIBRO: CONVERTIR ESTE LIBRO «
TÍTULO=»El hombre que mató a Durruti (Pedro de Paz)»
ENLACE DE DESCARGA: ENLACE DE DESCARGA (En el banner vertical)
REFERENCIA Y AUTOR: «El hombre que mató a Durruti (Pedro de Paz)»

PDF


FORMATOS DISPONIBLES: EPUB,FB2,MOBI

Siete días en Nueva Creta (Robert Graves)

nuevaEste fascinante libro de un importante poeta y autor inglés de novelas históricas también es conocido por su título americano Watch the North Wind Rise. En el momento de su aparición Graves acababa de publicar su controvertido libro, no de ficción, La diosa blanca: una gramática histórica del mito poético (1948), donde sostiene que toda gran poesía se inspira en lo eterno femenino, la antigua Diosa trina que ha sido desplazada en tiempos moder­nos por la «razón» científica masculina. Siete días en Nueva Creta (Seven Days in New Crete) aborda el mismo tema, en la forma de una fantasía de viaje en el tiempo. El narrador, un poeta del si­glo xx llamado Edward Venn–Thomas, despierta en un lejano futuro para encontrarse en un lugar utópico pero armonioso llamado Nueva Creta. Es una sociedad de hornillos de madera y luz de velas, gobernada por poetas y brujas de magia blanca, donde todo el mundo expresa su creencia en la única verdade­ra diosa. No hay violencia alguna –las guerras se han convertido en torneos amistosos librados en los pastos de la aldea– y hay una sorprendentemente escasa actividad sexual («en casos de total simpatía, nos echamos uno junto a otro, o pie con pie, sin contacto corporal, y nuestros espíritus flotan hacia arriba y vagan en un movimiento a través de la habitación»).

Aparentemente, Edward Venn–Thomas ha sido invocado por las brujas para que responda a sus preguntas acerca de su propio período, la Época Cristiana Tardía. (El conocimiento que tienen sus anfitriones del pasado es brumoso: en un mo­mento se siente mortificado al descubrir uno de sus poemas en un libro titulado El canon poético inglés, que ha sido «torpemen­te reescrito y atribuido al «poeta Tseliot»».) Pero en realidad, como llega a comprender gradualmente, él está allí para reali­zar los designios profundos de la Gran Diosa. Nueva Creta pue­de ser un paraíso no violento, pero es también aburrida y sin vida, y la tarea de Edward es inyectar un poco de maldad y locu­ra en las vidas excesivamente virtuosas de sus ciudadanos. Lo hace, sin ser consciente al principio de lo que está ocurriendo: se ve enredado en amores con dos jóvenes mujeres, despertan­do así sentimientos de celos que luego conducen a actos de ase­sinato y suicidio. Edward dice, en su principal discurso, al final de la novela:

 

–Yo soy un bárbaro, un poeta del pasado … tengo un mensaje que transmitiros; ¡escuchadme bien! La Diosa es omnipotente, la Diosa es de una suprema sabiduría, la Diosa es totalmente buena; pero hay veces en que se pone la máscara del mal y del engaño. Durante demasiado tiempo, nuevos cretenses, ella os ha mostrado su rostro clemente y natural; la costumbre y la prosperidad os han cegado para su belleza. En mi época bár­bara, un tiempo de gran obscuridad, ella llevaba una máscara perpetua de crueldad hacia los incontables renegados de su servicio, y se la quitaba, raramente y en secreto, sólo para los locos, los poetas y los amantes.

»… Ella me ha llamado del pasado, como simiente de des­venturas, para proveeros de una cosecha de aflicciones, pues el verdadero amor y la verdadera sabiduría sólo surgen de la ca­lamidad … ¡Sopla, viento del Norte, sopla! Aleja la seguridad, levanta los antiguos techos arrancándolos de sus vigas, destru­ye las ramas podridas de los alisos, las encinas y los membrillos; rompe las puertas … y pon en libertad a los locos …

 

En esta interesante (y a menudo divertida) fantasía de im­pulsos en conflicto, Robert Graves (1895–1985) no nos pide que nos unamos a su culto de la Diosa, sino que más bien explora todos sus propios sentimientos ambiguos en relación con la poesía, las mujeres, el progreso técnico, la guerra y la civili­zación.

FICHA DEL LIBRO
ENLACE AL LIBRO: CONVERTIR ESTE LIBRO «
TÍTULO=»Siete días en Nueva Creta (Robert Graves)»
ENLACE DE DESCARGA: ENLACE DE DESCARGA (En el banner vertical)
REFERENCIA Y AUTOR: «Siete días en Nueva Creta (Robert Graves)»

PDF


FORMATOS DISPONIBLES: EPUB,FB2,MOBI