La habitación roja (Nicci French)

La policía pide ayuda a la psiquiatra Kit Quinn sobre varios asesinatos en que el pricipal sospechoso es Michael Doll, el hombre que la atacó y dejó una cicatriz en su rostro.

La historia comienza con el incidente en que Doll hiere a Kit y se reinicia varios meses después, cuando ella vuelve a su trabajo, mostrándola así frágil a los ojos de los demás cluso a los propios.

Relatada en primera persona, Kit Quinn se muestra como una persona insegura de sí misma, que se deja manipular por la policía, por los amigos, por los pacientes… pero sólo hasta un punto, porque al mismo tiempo confía en su capacidad profesional y se enfrenta a lo que sea necesario para continuar con su investigación.

La novela da bastante importancia a la personalidad de la protagonista, a su forma de ser, su pasado como huérfana de madre, las secuelas del ataque, la reciente separación de su novio y las relaciones que mantiene, tanto amistosas, como con la policía (sobre todo el inspector Furth, que estaba con ella durante el ataque, y el jefe de este, Oban, que acaba respetando su opinión y estableciendo una relación casi amistosa con ella).

También hay un hombre, Will Pavic, el dueño de un albergue por el que pasaron algunas de las víctimas, que se muestra remiso a ayudarla y que, según su amiga Julie: “Oh, definitivamente es mi tipo. Adusto, curtido, fuerte, callado.”

Así, Kit comienza a entrevistar a todo tipo de testigos, incluyendo a familiares de las víctimas, al reticente Pavic (con el que inicia una relación) e incluso a su atacante, Michael Doll, un tipo extraño, desequilibrado que ha desarrollado cierta dependencia de ella, pese a lo cual Kit no está tan segura como la policía de que sea el asesino.

La acción, los descubrimientos, avanzan despacio, a veces a trompicones, hay demasiadas entrevistas que acaban pareciendo repetitivas, como revivir una y otra vez la misma situación; aún así, la historia es entretenida, la resolución por parte de Quinn ata todos los cabos sin acudir a explicaciones rocambolescas, o culpables sacados de la manga, manteniéndose dentro de la coherencia de lo que cuenta.

Aunque le sobran al menos cincuenta páginas y resulta algo repetitiva, es una novela entretenida, en que se da importancia a los personajes y su psicología, momentos de lograda tensión y atmósfera oscura, y con un desenlace adecuado y digno.

Incluso da la impresión de que la doctora Kit Quinn podría protagonizar otras novelas.

Nicci French es el seudónimo de Nicci Gerrard, una periodista que vive en Londres y escribe en colaboración con su marido, Sean French.

Otras obras de Nicci French en castellano (en Salamandra):

– A flor de Piel
– Un amor dulce y peligroso

Ambas han sido llevadas al cine.

http://reginairae.blogcindario.com/2005/08/00202-la-habitacion-roja-de-nicci-french.html

FICHA DEL LIBRO
ENLACE AL LIBRO: CONVERTIR ESTE LIBRO «
TÍTULO=»La habitación roja (Nicci French)»
ENLACE DE DESCARGA: ENLACE DE DESCARGA (En el banner vertical)
REFERENCIA Y AUTOR: «La habitación roja (Nicci French)»

PDF


FORMATOS DISPONIBLES: EPUB,FB2,MOBI