El día de la lechuza (Leonardo Sciascia)

El día de la lechuza, de Leonardo Sciascia

Aunque el autor escribió esta obra allá por los años cincuenta, es ahora cuando tenemos la oportunidad de disfrutar de este magnífico ejemplo de lo que dio en llamarse literatura política. La fecha de composición de la obra es importante, pues en aquellos momentos aún se consideraba a la Mafia una organización del tipo de los Rosacruces, o la Santa Compaña: o sea, una especie de pequeña secta esotérica, cuando no una simple leyenda.

La novela nos habla de un pueblo de Sicilia, y de un crimen que se comete en la plaza mayor, cuando había cincuenta personas subidas al autobús y todos lo vieron pro la ventanilla. Sin embargo, nadie recuerda nada, y el jefe de carabineros, llegado de Parma, trata de romper el pacto de silencio de los sicilianos echando mano de toda clase de artimañas.

La novela evoluciona hacia la repercusión que eso tiene en las altas esferas y a medida que asciende el asunto se desdibuja y cobra otra clase de tintes.

Como siempre, es un placer leer a Sciascia, uno de eso escritores sagaces, observadores, perspicaces por naturaleza y por la experiencia recibida de un entorno donde la verdad es una especie de juego de niños al que a veces se juega, pero en el que nunca se cree.

Historia, condición humana y sociología en un sólo libro, ciento y pico páginas de letra gorda, que sin embargo valen nuestra más sincera recomendación.

Los apuntes de Malte Laurids Brigge (Rainer Maria Rilke)

Los apuntes de Malte Laurids, Brigge

Me he encontrado pocos libros más difíciles de clasificar que esta hermosa obra de Rilke, redactada en prosa con el hilo técnico de una narración y tan próxima o más a la poesía que cualquieras de sus otras obras consideradas poéticas.

Aunque en teoría se desarrolla en País y a principios del siglo XX, el escenario puede ser cualquiera y cualquier tiempo le cuadra. Se trata de una obra de sensaciones, en las que el narrador, trasunto del propio autor, va narrando lo que ve por la ventana, lo que siente, y sus angustias ante el paso del tiempo, la evolución del mundo, y las distintas capas de la realidad, demasiado entremezcladas entre sí para que un solo hombre, con un sola sensibilidad, pueda diferenciar lo real de lo irreal, lo fantástico de lo cotidiano y los pensamientos lógicos de los delirios imaginativos.

Los recuerdos de otras tierras, con otra manera de vivir, y donde los muerto se sientan a la mesa sin que nadie recuerde de veras si murieron o simplemente se retiraron del mundo, pugnan por la atención del narrador, y por la nuestra, con vivencias actuales de calles carcomidas por el ruido y la fruslería.

A veces nos encontramos en la ciudad con el narrador y en ocasiones nos vamos con él a la vieja mansión de Noruega, donde el tiempos e cansa de pasar, amenazado por el Eterno Retorno. Las personas son siempre las mismas, o no importan sus cambios, y lo mismo sucede con el escenario. Tal vez esta fue la génesis de los cien años de soledad de García Márquez, pero con las tinieblas de la selva en lugar de las sombras reconcentradas del norte de Europa.

Impresionista en las formas, romántico en el fondo, este libro es una especie de bisagra entre dos corrientes estéticas que quieren convivir aún a pesar de las inconsistencias que denuncian la una en la otra.

Y Rilke, como siempre, lo consigue.

 

FICHA DEL LIBRO
ENLACE AL LIBRO: CONVERTIR ESTE LIBRO «
TÍTULO=»Los apuntes de Malte Laurids Brigge (Rainer Maria Rilke)»
ENLACE DE DESCARGA: ENLACE DE DESCARGA (En el banner vertical)
REFERENCIA Y AUTOR: «Los apuntes de Malte Laurids Brigge (Rainer Maria Rilke)»

PDF


FORMATOS DISPONIBLES: EPUB,FB2,MOBI

Djuna Barnes y el bosque de la Noche. Transgresora, onírica y lesbiana.

Djuna Barnes

A veces le da a uno por frecuentar esos autores a los que normalmente se llama «raros» y en esta ocasión le tocó el turno al bosque de la Noche, de Djuna Barnes.
Escribir una opinión sobre esta novela es casi imposible sin hablar primero de la autora, una mujer peculiar y estigmatizada por su época y que, de todos modos, supo rodearse de personajes interesantes, intensos y profundamente controvertidos. En cierto modo, y si se me permite la comparación, considero a Djuna Barnes una especie de alter ego de Franziska von Reventlow, pero mucho más triste y más atormentada que la alemana.

Ambas mujeres, en efecto, se introducen en los ambientes masculinos, escriben, hacen lo que les da la real gana, mantienen relaciones de todo tipo, se codean con los mejores escritores y artistas de su época y crean un ambiente estético a su alrededor que las convierte en únicas. La prusiana, por su parte, se ríe de todo, se casa por dinero con un conde, se divorcia por dinero pero sigue siendo condesa, se muere de risa con todo el mundo y se mata en un accidente de bicicleta.

Djuna Barnes hubiese querido, seguramente, tener ese carácter desapegado, pero no lo consiguió del todo. Viajó por Europa, tuvo grandes experiencias, participó también en la locura de su época, peor pesó demasiado sobre ella el trauma de su origen, y acabó encerrándose en Nueva York durante cuarenta años, donde murió nonagenaria. El caso de Djuna Barnes no podía ser de otro modo: nacida en una colonia de artistas fundada precisamente para servir de inspiración creadora, no acude a la escuela porque su padre (violinista del montón) considera la enseñanza pública una influencia burguesa indeseable. De ese modo, aislada de los demás, es educada por su abuela y por su madre, que no consiguieron evitar que quisiera probarlo todo y no respetase norma alguna. A esto seguramente también ayudó que su padre y su abuela abusaron sexualmente de ella en su infancia y juventud.

Por lo visto, su padre no consideraba que abusar sexualmente de su hija fuese una mala influencia burguesa. Los artistas revolucionarios a menudo son así…

En cuanto a la novela, El bosque de la Noche narra la historia de varios personajes desquiciados moviéndose por la Bohemia parisina, entre borracheras, celos, lesbianismo, relaciones atormentadas y ataques de lucidez absolutamente geniales.

Muy pocas novelas combinan con tanta perfección lo absurdo de la trama, el aburrimiento del estilo, embrollado y pedante, con destellos de fabulosa fuerza narrativa que devuelven de nuevo al lector al corazón de la novela, impidiéndole darle la patada que en la mayoría de los pasajes merece.

El bosque de la noche, por tanto, no es una novela desigual, sino una novela que basa toda su esencia en la discontinuidad, y que precisamente por ello refleja aún mejor a esos personajes sucios, arteros, egoístas y mentirosos, depravados en todos los aspectos y que, aún así, resurgen de vez en cuando de su miseria par convertirse en seres únicos a los que nadie querría conocer pero a todo el mundo le gustaría haber conocido.

La historia principal, consistente en el amor lésbico de dos mujeres por una tercera, es totalmente lírica y me parece una de las historias de amor más destructivas y más enérgicas que he leído. Cuando la lees, no te interesa nada lo que les pase, luego te preguntas si alguien en la novela está sobrio o despierto y finalmente te convences de que borrachos, drogados y suicidas son en realidad la trama del tapiz de este mundo.

Una lectura irrepetible. Aún no sé si para bien o para mal, y eso me obliga ineludiblemente a recomendarla.

FICHA DEL LIBRO
ENLACE AL LIBRO: CONVERTIR ESTE LIBRO «
TÍTULO=»Djuna Barnes y el bosque de la Noche. Transgresora, onírica y lesbiana.»
ENLACE DE DESCARGA: ENLACE DE DESCARGA (En el banner vertical)
REFERENCIA Y AUTOR: «Djuna Barnes y el bosque de la Noche. Transgresora, onírica y lesbiana.»

PDF


FORMATOS DISPONIBLES: EPUB,FB2,MOBI

La senda oscura (Asa Larsson)

La senda oscura

La cosa geográfica me está dejando últimamente un poco patidifuso. ¿Por qué razón, oh cielos, se ponen de moda de pronto los autores de un país en un género, como si haber nacido en la misma tierra les imprimiese un sello especial?

Estoy de acuerdo en que existen caracteres, idiosincrasias y literaturas nacionales, pero la asociación entre lo negro y lo escandinavo, tras el éxito de Steig Larsson me parece excesivo. 

En este caso, además de la coincidencia de apellido, tenemos también a un sueco que nos habla de las negruras de su muy racional país, de un macabro asesino, el inquietante norte de Suecia, despoblado, frío y oscuro, y un sórdido drama sexual.
Una mujer aparece muerta en un lago helado. Su cuerpo está torturado y presenta una extraña quemadura alrededor del tobillo. Desde el primer instante, la inspectora Anna-Maria Mella sabe que necesita ayuda. El cadáver es de una de las ejecutivas de una compañía minera cuyos tentáculos se extienden por todo el mundo. Anna-Maria necesita que una abogada le explique algunas cosas acerca del negocio, y conoce a la mejor. La abogada Rebecka Martinsson está desesperada por volver al trabajo después de un caso que la ha destrozado, y acepta la propuesta de Anna-Maria Mella. Sus investigaciones revelan una compleja y siniestra relación entre la víctima, su hermano y el director de la empresa. Todo parece indicar un móvil sexual, pero los negocios turbios de Kallis Mining abrirán otra vía de investigación.

Si combinamos, por tanto, la corrupción económica, el medio ambiente, el sexo y una especie de malquerencia soterrada contra todo lo que sea economía y lucro, tenemos una novela bienpensante, políticamente correcta y que parece recién salida de la factoría de uno de esos editores que no cree en los libros sino en las fórmulas.

La novela no está mal, pero a mi juicio no justifica en modo alguno el éxito de ventas que ha tenido en España. Y hasta me da pereza escribir esta reseña porque creo que en quince días caduca. Ojalá tenga ocasión de desmentirme…

FICHA DEL LIBRO
ENLACE AL LIBRO: CONVERTIR ESTE LIBRO «
TÍTULO=»La senda oscura (Asa Larsson)»
ENLACE DE DESCARGA: ENLACE DE DESCARGA (En el banner vertical)
REFERENCIA Y AUTOR: «La senda oscura (Asa Larsson)»

PDF


FORMATOS DISPONIBLES: EPUB,FB2,MOBI