Las doce sillas (Ilf y Petrov)

Las doce sillas, de Ilf Y petrov

Las doce sillas, de Ilf Y petrov

Lo sabéis todos los que leéis a menudo los comentarios sobre libros en esta web: tengo debilidad por los rusos y me acerco siempre a ellos con la ilusión del que está a punto de abrir un regalo y no tiene aún ni idea de lo que puede contener el paquete.

En esta ocasión, tengo que reconocer que la conclusión es agriduclce: pro una parte, me he divertido mucho con algunos pasajes de este libro absurdo, desenfadado, demencial y surreealista por momentos, lleno de personajes que perfectamente podrían haber salido de la novela picaresca española. Por otro lado, creo que el libro ha sufrido mal el paso del tiempo, y lo que en su día podía ser novedoso, hoy es un poco manido; lo que en su día podía ser grotesco, hoy es bastante simplón, y lo que en su día podía ser un ataque social, con crítica política, soy es un mar de bostezos partidistas.

Tenemos que decirlo claro: el libro es propaganda soviética, se escribió como tal, y se publicó como tal en los años treinta, después del NEP, el periodo del gobierno de Lenin en el que se permitió tímidamente la iniciativa empresarial privada. Publicado en tiempos de Stalin, lo que se pretende dar a entender es que cualquier cosa que sea pretender ganar algo de dinero es una basura que te convierte en un ser ruin, mísero, codicioso y despreciable. De hecho, no hay un sólo personaje que pretenda tener un negocio que no sea a la vez un canalla intentando aprovecharse de su prójimo.

Dicho esto, el héroe del libro es un tipo sin oficio ni beneficio, el típico pícaro, que busca las debilidades de los demás para vivir a su costa y burlarse de ellos. La trama consiste en la búsqueda de doce sillas de un comedor confiscadas durante la revolución, puesto que en una de ellas una mujer de la nobleza escondió sus diamantes. Elrecorrido pro distintas situ7aciones y peripecias es realmente divertido. La conclusión, no está a la altura ni de lejos.

Pero no se puede decir que sea una estafa. En absoluto. Es un libro ligero para gente ligera. Como tal, cumple.

 

Éxito, de Martin Amis (La lucha de clases como enfrentamiento estético.)

Éxito, de Martin Amis

Como siempre, la solapa o la contratapa de este libro no le hace justicia ni consigue condensar la idea que contiene:

Éxito podría definirse como una hermosa, coherente e infrecuente reflexión sobre la cambiante sociedad inglesa en todas sus contradicciones, a partir de la vida cotidiana en la ciudad y de sus personajes, en toda su tristeza. Un retrato crítico, una radiografía desgarradora de un sistema de valores y pautas sociales que, por un lado, se esfuerza por penalizar el fracaso y, por otro, paradójicamente, premia con el éxito el egoísmo y la crueldad.

La realidad de esta obra de Amis es mucho más densa, y también más compleja. De hecho, el autor nos prenseta el enfrentamiento entre dos personajes que tienen que ser irreconciliables y vivir juntos al mismo tiempo, compitiendo por sus modos de ver el mundo.

Cada cual nos presenta una forma de éxito y una forma de fracaso, con su correspondiente visión estética del mundo, desde el selecto, exquisito, clasista hermano mayor al malviviente, corrupto, sucio y acomplejado hermano menor. Y esa es probablemente la diferencia más profunda que puede plantearse entre dos seres humanos: no en lo que tienen, sino en lo que desean, lo que consienten, lo que aprueban y lo que les hace sentirse bien. No hay lucha de clases más encarnizada que la que se planeta sobre las bases de lo que se permite a los demás, lo que se espera de ellos y las cosas que se menosprecian, o se prefiere mantener apartadas.

El escenario del que parte esta novela tiene algo de alegoría: un muchacho pobre, que acaba de ver como su padre asesina a su hermana de siete años, es adoptado por el señor local o rico de la comarca. El hijo de la casa, por supuesto, detesta a este intruso, y el niño adoptado, ya con once años, se siente siempre acomplejado, desplazada y corroído por la necesidad de ser agradecido aunque no tiene ninguna gana de depender de otros. El niño adoptado echa en cierto modo de menos el haber pasado hambre, o haber sido víctima de abusos, o que le hubiesen pegado: así podría odiarles. Pero no hicieron nada de eso, y por eso mismo los odia más aún.

Con el tiempo, las relaciones de dependencia entre unos y otros crecen, y la lucha de clases se centra en una familia donde todo es posible, desde el crimen al incesto, desde  la crueldad a la ternura. Todo, menos la verdadera comunicación o la sinceridad.

Lentamente, el hermano rico se va desintegrando en su desidia y el hermano pobre se va corrompiendo en toda clase de inmoralidades sindicales.

Lo demás es mejor leerlo. Porque este libro, como casi todos los que he leído de Amis, resulta difícil de abordar, pero imposible de dejar cuando se empieza.

FICHA DEL LIBRO
ENLACE AL LIBRO: CONVERTIR ESTE LIBRO «
TÍTULO=»Éxito, de Martin Amis (La lucha de clases como enfrentamiento estético.)»
ENLACE DE DESCARGA: ENLACE DE DESCARGA (En el banner vertical)
REFERENCIA Y AUTOR: «Éxito, de Martin Amis (La lucha de clases como enfrentamiento estético.)»

PDF


FORMATOS DISPONIBLES: EPUB,FB2,MOBI

Errores más comunes al escribir una novela X: las traducciones del español al español.

Revolucionarios. O sea, buenos...

Ya sé que os parecerá increíble en principio, pero uno de los mayores problemas con los que te puedes encontrar es la traducción del español al español de todo aquello que escribas.

Y me explico: una cosa es lo que dices, y otra la que entienden o sobreentienden los lectores, con su manía de dar por hechas cierats cosas o leer entre lineas lo que jamás se te pasó por la imaginación escribir.

Y es que ahí es donde el tópico lucha contra nosotros, imponiendo su ley.

Si escribes una escena en la que un hombre mayor sienta a una niña en su regazo, y la abraza y la besa, tienes un pederasta. La posibilidad de que sea un hombre cariñoso, o un pariente, o eche de menos a un nieto muerto, ni la sueñes: es un pederasta.

Si describes a un personaje como un bombonazo, ya sea un tío o una tía, procura que haya un rollo con él, y que alguien se lo acabe tirando, porque de lo contrario, el lector va a pensar que le timas.

Si hablas de una persona pobre, de clase baja, y cuentas su sufrimiento, procura que sea el bueno, porque los pobres que son además unos hijos de puta no gustan a los lectores, ya que les obligan a salir de su mundo de lectura entre líneas.

O  sea, y en resumen: procura que lo que el lector va a leer tenga algo que ver con lo que tú quieres que lea. De lo contrario, te la juegas.

Si crees que escribes en el mismo idioma que ellos leen, estás equivocado. El lector no te lee: te traduce.

FICHA DEL LIBRO
ENLACE AL LIBRO: CONVERTIR ESTE LIBRO «
TÍTULO=»Errores más comunes al escribir una novela X: las traducciones del español al español. »
ENLACE DE DESCARGA: ENLACE DE DESCARGA (En el banner vertical)
REFERENCIA Y AUTOR: «Errores más comunes al escribir una novela X: las traducciones del español al español. »

PDF


FORMATOS DISPONIBLES: EPUB,FB2,MOBI

Muerte entre poetas, de Ángela Vallvey.

Muerte entre poetas. Vida entre cabrones... (como la Universidad misma)

Comprada por casualidad y leída por gusto, estamos ante una novela que refleja perfrectamente una época, y eso ya es mucho.

Es fama que la novela finalista del Premio Planeta suele ser mejor que la ganadora. En este caso, no podemos estar seguros de tal cosa, pues  no hemos llegado a leer «La hermandad de la Buena suerte», de Fernando Savater, pero la finalista nos ha dejado un regusto agridulce.

Por diversas circunstancias tuve el placer de conocer a la autora y tengo que decir, sin cinismo, que me gusta mucho más ella que la novela. Y no sólo en presencia, que vale lo suyo, sino también en agudeza, inteligencia y conversación. De hecho, tras conocer a Angela Vallvey y leer su novela tiene uno la impresión de que se ha contenido o de que le han recortado de algún modo los ramalazos de vivacidad e inteligencia que, aún así, descollan entre las páginas de este libro un poco obvio en lo que se refiere a la trama policiaca.

La trama negra no es mala, pero resulta algo floja, aunque con gracia. Pero la gracia no es de la trama, sino de la autora. Me explico: los investigadores no interesan a nadie y los investigados no tienen ni media bofetada como criminales, pero el conjunto, con el enfoque que le da la autora, resulta curioso.

La idea es más o menos esta: una vieja millonaria y viuda de un poetastro del franquismo, trata de lavar la imagen de su marido convocando un bien pagado congreso de poetas donde cada uno de ellos deberá presentar una ponencia sobre el poeta difunto. La gracia del tema reside en que todos se odian bastante entre sí (con más o menos cordialidad), y concretamente odian más que a nadie a uno de los asistentes, que es asesinado.

El difunto era un profesor universitario que plagiaba los trabajos de sus becarios (algo común), mamoneaba las subvenciones (algo habitual), y cerraba el paso a todo el que no le rindiese la suficiente pleitesía (algo corriente)

A partir de ahí, tenemos un recorrido demasiado amplio por la vidas y amores de cada cual, con una web investigadora detrás de todo, un hacker que no sabe lo que dice, unos policías que aparecen poco y no investigan un carajo y un esfuerzo mínimo por interesar al lector en todo lo que no sean las peripecias personales de cada cual, muy a lo ilusiones perdidas de Balzac, pero con toda la mierda y la podredumbre de la universidad y el mundillo poético perfectamente retratados.

El culpable puede ser uno cualquiera o ninguno. La novela negra es mala. La novela costumbrista es brillante.

 

FICHA DEL LIBRO
ENLACE AL LIBRO: CONVERTIR ESTE LIBRO «
TÍTULO=»Muerte entre poetas, de Ángela Vallvey.»
ENLACE DE DESCARGA: ENLACE DE DESCARGA (En el banner vertical)
REFERENCIA Y AUTOR: «Muerte entre poetas, de Ángela Vallvey.»

PDF


FORMATOS DISPONIBLES: EPUB,FB2,MOBI

Defectos más comunes de una novela (IX) El personaje abandonado

Empezamos la novela contando esta foro y no volvemos a hablar de lo que pasó... Un desastre.

A veces, al escribir los personajes secundarios, nos gusta ser tan detallistas que contamos su vida. Y esos personajes colaterales, de los que decimos unas cuantas cosas para dar profundidad a la novela, interesan tanto al lector que nos termina exigiendo que sigamos contando su vida, o cómo y por qué llegaron hasta la situación actual, donde son comparsas del protagonista.

El autor, por supuesto, casi nunca se da cuenta de eso y sigue con su hilo principal, sin ver que sus secundarios han suscitado un interés tan grande que el el lector siente ansiedad por saber más de ellos.

Es entonces cuando no se vuelve a mencionar a la madre enfermera del camarero, o al abuelo minero de la criada, ni las batallas en que sirvieron, ni las revoluciones en las que participaron. Y el lector se cabrea.

O sea que, para evitar estas cosas, más vale no meterse en demasiadas honduras si lo que se está escribiendo no es la Comedia Humana, a lo Balzac. En caso contrario se corre el riesgo de que lo que nos interesa a nosotros no interese el lector, y casi peor, que lo que le interesa al lector lo hayamos dejado arrumbado en una esquina porque lo consideramos anecdótico o superfluo.

O dicho de otro modo: si no vas a dar soluciones, no cuentes problemas. No puedo ser más claro.

FICHA DEL LIBRO
ENLACE AL LIBRO: CONVERTIR ESTE LIBRO «
TÍTULO=»Defectos más comunes de una novela (IX) El personaje abandonado»
ENLACE DE DESCARGA: ENLACE DE DESCARGA (En el banner vertical)
REFERENCIA Y AUTOR: «Defectos más comunes de una novela (IX) El personaje abandonado»

PDF


FORMATOS DISPONIBLES: EPUB,FB2,MOBI