Juan de Mairena, de Antonio Machado

Sentencias, donaires, apuntes y recuerdos de un profesor apócrifo. (El término apócrifo significa un autor ficticio o de la autenticidad cuestionable, y en el caso de “Juan de Mairena” está representado en la figura del profesor informal). La obra está compuesta por una serie de ensayos que venía publicando de forma regular en el Diario de Madrid que comenzó en 1934 y así, dar a conocerse. Los pensamientos de “Juan de Mairena” reflejan las ideas de Antonio Machado claramente.

“Juan de Mairena es un poeta, un poco escéptico que tiene para todas las debilidades humanas una benévola sonrisa de comprensión y de indulgencia. La gusta combatir el snobismo de las modas en todos los terrenos. Mira las cosas con su criterio de librepensador, en la más alta acepción de la palabra, un poco influido por su época, la de fines del siglo pasado, lo que no impide que ese juicio de hace veinte o treinta años pueda seguir siendo actual dentro de otros tantos años” (José M. Valverde).

Lo que sí hay que resaltar es el contexto histórico de “Juan de Mairena”. Durante los años que duró la Segunda República (1931-1939), se intentan hacer una serie de transformaciones en el país en su ámbito político y social pero, se encuentran con toda clase de dificultades y problemas. Las clases más altas no desean un cambio que les arrebate su poder y, obviamente, anhelan seguir con el sistema tradicionalista. A grandes rasgos, esta fue una de las causas de la Guerra Civil y desde luego, la peor de las soluciones posibles provocando un atraso cultural, político y social en la España de aquella época. El retroceso fue tan brutal que la cultura, las ciencias, las artes y todo lo que rodeaba al mundo de las letras experimentó en sus propias carnes la dictadura y la censura.

Siempre quedarán en la memoria los reductos imposibles. Una serie de personas empeñadas en cambiar el mundo, su pequeño cajón desastre, su realidad. Nacen así, los movimientos sociales; movimientos intelectuales regeneracionistas que, conscientes del retraso de España, impulsan unos cambios materiales y culturales para que España resurja como el ave Fénix. En este complejo fondo político, aparece “Juan de Mairena”, modelo de la superioridad más noble y digna del pensamiento de la tradición liberal española. Antonio Machado coincide con otros movimientos de la generación del 98. Su escepticismo y pesimisto en nuestra obra se hace patente en apartados como cuando un alumno desarrollando un tema en plena clase expresa que, España merece que sus asuntos se resuelvan favorablemente. Al pie de esta frase, “Juan de Mairena”, no le deja continuar con esta rotunda frase: “Ya ha dicho usted bastante, señor Rodríguez. Eso es toda una declaración de gobierno, casi un discurso de la corona”.
Aquí se siente cierta fe nihilista de Machado en su actitud pesimista y desilusionada con el Gobierno Español que coincide con el desengaño de Pío Baroja después de la crisis del 98. El pesimismo existencial de Baroja lo encontramos en “Vidas Sombrías”, donde él expresó que no se siente fe en el porvenir de España, aún Dios no le oye, “Los hombres, en su jaula, han gemido, han rezado, han gritado tanto, que han vuelto sordo al amo, al amo de la jaula. Por eso no nos oye”. 

Nunca, nada, nadie. ¿Bastante duro, no creen? Imaginemos que alguien nos regala estas palabras… sentarían mal, ¿verdad? Estas mismas palabras, sobre todo la última puesto que NADIE es la personificación de la NADA, son pronunciadas por el protagonista. Nos intenta hacer pensar acerca de por qué lo dice. ¿Se referirá al tiempo? ¿A la vida? ¿A la existencia humana? Las reflexiones ahogadas en el mundo de la desesperación así como el negativismo más extremo, se dan la mano con la muerte. El hombre tiene miedo a la muerte por naturaleza pero como dice Juan de Mairena: “El hombre sin embargo, se encara con ella y acabada perdiéndole el miedo”. La muerte es para Machado, un tema fundamental en su obra puesto que para él, la muerte lo consume todo. Machado a su vez, ve como la muerte afecta a todo y a todos sin excepciones. “La muerte es algo que no debemos temer porque, mientras somos, la muerte no es y cuando la muerte es, nosotros no somos.”.

Al pasar las páginas del libro vemos como los temas se entremezclan para intentar confundirnos pero la intención de transmitirnos las características de la sociedad, la cultura, el arte, la literatura, la filosofía es clara. Usando gran variedad de recursos poéticos como la ironía (muy fina por cierto), el escepticismo ya comentando, los toques de humor aderezados con un poco de realismo cruel, la superficialidad y demás, hacen que la obra sea un elemento indiscutible de reflexión acerca de numerosos temas.

Sin lugar a dudas, “Juan de Mairena” representa una obra clásica en la literatura española y, por tanto, es incuestionable su valor. A muchos les hicieron leer en el colegio “Campos de Castilla” y su repiqueteante “Caminante no hay camino, se hace camino al andar” a otros tantos, “Fortunata y Jacinta” pero todos debemos zambullirnos por unas horas, unos días en la lectura de este libro. Dicen, que un clásico es un clásico y por ello ya tenemos excusa para leerlo.

“De lo uno a lo otro es el gran tema de la metafísica. Todo el trabajo de la razón humana tiende a la eliminación del segundo término: “Lo otro no existe”, tal es al fe racional, la incurable creencia en la razón, como si a fin de cuentas, todo hubiera de ser, absoluta y necesariamente uno y lo mismo. Pero lo otro no se deja eliminar, subsiste y persiste, ese el hueso duro de roer en que la razón se deja los dientes”, diría Juan de Mairena

 

CONVERTIR ESTE LIBRO «
TÍTULO=»Juan de Mairena, de Antonio Machado»
ENLACE DE DESCARGA: ENLACE DE DESCARGA (En el banner vertical)
REFERENCIA Y AUTOR: «Juan de Mairena, de Antonio Machado»

PDF


FORMATOS DISPONIBLES: EPUB,FB2,MOBI

Museo de la soledad (Carlos Castán)

Carlos Castán recupera ‘Museo de la Soledad’, su libro más íntimo
Tropo Editores reedita la obra más aplaudida de este escritor

Tropo Editores acaba de reeditar el libro de relatos ‘Museo de soledad’, de Carlos Castán, la mejor obra hasta el momento de este oscense nacido en Barcelona, que está considerado como uno de los mejores autores de cuentos del país.

HUESCA.- Carlos Castán está de enhorabuena y todos los aficionados a la lectura, también. El escritor altoaragonés acaba de reeditar, de la mano de ‘Tropo Editores’ y con una llamativa portada de Óscar Sanmartín, el libro de relatos “Museo de la soledad”, que ya vio antes la luz con Espasa Calpe (2000) y Círculo de Lectores (2001).

Considerado como uno de los grandes escritores de cuentos del país, el oscense Carlos Castán, acompañado del escritor Óscar Sipán -responsable también de Tropo Editores junto con Amadeo Cobas y Mario de los Santos-, presentó la reedición en un acto público celebrado en el Círculo Oscense de Huesca, el pasado miércoles por la tarde.

Tras observar que se trataba de una tarde “muy importante” para él, el autor agradeció a Óscar, Mario y Amadeo “todo el cariño con el que han hecho el libro y la factura que le han dado”.

“Hablaba con Eloy Tizón de un libro que él había reeditado, “Velocidad de los jardines”, y decía que estaba más contento que cuando lo publicó por primera vez”. Aunque dijo que en un principio esta afirmación le pareció exagerada, Carlos Castán reconoció que era lo que ahora le estaba sucediendo a él. “En este libro están mis relatos más queridos”, afirmó, y se refirió a la vida tan corta que tienen hoy en día los nuevos títulos en las librerías y cómo terminan por desaparecer por completo. “Yo estoy contentísimo de que la gente se puede acercar otra vez a este ‘Museo de la soledad’.

El escritor recordó que sólo ha publicado dos libros de relatos, ‘Frío de vivir’ y ‘Museo de la soledad’, y subrayó que es “muy consciente” de lo que le debe al primero. “Y, aunque a veces es como si un padre tuviera que elegir entre dos hijos, lo cierto es que éste es mejor. ‘Frío de vivir’ me contiene menos a mí mismo, me veo más entre brumas; veo a un ser herido, pero no recuerdo los cuchillos que le hirieron”. En cambio, aseguró, ‘Museo de la soledad’ le “contiene más” y aporta datos biográficos, generalmente referidos a escenarios y sentimientos, “más que a la trama y la peripecia”.

Carlos Castán recupera en este libro episodios de su vida, aromas, ambientes, paisajes urbanos. Mientras que ‘Frío de vivir’ es más deudor de los grandes decálogos de cuentistas y busca la redondez del relato, ‘Museo de la soledad’ muestra una estructura formal más variada y compleja. Más libre. El misterio y la fantasía aparecen sugeridos y no de una manera tan apabullante como en el primer título. Los temas, sin embargo, estaban más sugeridos en ‘Frío de vivir’ y han ido madurando en ‘Museo de la soledad’. En este segundo título, aparecen obsesiones que han formado parte del quehacer posterior del autor como la fragilidad de la identidad, el azar, la casualidad.

Carlos Castán fue desgranando a continuación cada uno de los capítulos que forman parte de ‘Museo de la soledad’. Así, dijo, ‘Viaje de regreso’ recoge un ajuste de cuentas con el pasado, “pero la estación donde termine ese viaje en tren, que es donde se desarrolla el relato, acaba siendo el desengaño”.

‘Casi marino’ es una historia de amor en la que los deseos se cruzan y colisionan. “Plantea el tema apasionante de cómo defendernos de la mirada del otro”, explicó Carlos Castán.

“Muchas veces, querida Laura” da una vuelta de tuerca más al problema de la suplantación de la identidad “con la intención de ganar un tesoro, un sueño hecho carne; pero lo único que se consigue es un remordimiento más”.

“Con sangre entra” es un relato sobre la violencia, desde el punto de vista de la víctima. “También sobre el pasado, sobre los recuerdos y explica cómo puede llegar a parecerse, en un momento determinado, el consuelo y el castigo”.

“Cenizas en los labios”, explicó Carlos Castán, surgió a partir del libro de Antonio Machado “De un cancionero apócrifo”, donde el escritor se inventa una serie de poetas y ejemplos de los poemas que escribían. A uno le bautizó, precisamente, Antonio Machado, un profesor de instituto que murió en Huesca en 1936. A partir de estos exiguos datos, Castán contará una historia que explica por qué el Antonio Machado apócrifo fue a Huesca, qué hizo, dónde vivía. “Este relato es un viaje al corazón de lo que no es” y abunda, según Castán, en su idea de que la literatura es la suma de muchas mentiras, “que dan como resultado una gran verdad”.

“Las rosas de la noche” vuelve a los paisajes urbanos de Madrid, donde Carlos Castán vivió su juventud, “para contar una historia de dos locuras enfrentadas”, donde se aborda el tema de los celos.

“Silencio tan de Silvia” es uno de los cuentos más queridos del autor, donde un adolescente va aprendiendo la dificultad de vivir, el precio de la soledad y de la lealtad. El relato está ambientado en el pueblo de su padre y es uno de sus textos más bellos.

“La chica de los buenos tiempos” habla de la nostalgia y de los buenos tiempos. “Parece que todo lo vivido tiene otra categoría frente al hoy, que parece rodeado de hastío. El tiempo pasado es más luminoso, más intenso, más lleno de cosas. Aquí se plantea vivir el presente como uno de los buenos tiempos del mañana”.

“El aroma de lo oscuro” es el relato más ambicioso del libro. En él aparece la idea del Museo de la Soledad, que da título a toda la obra. “Es un relato sobre la inocencia, los secretos, la obsesión y el temor como una segregación del propio cuerpo humano”.

“Ola de frío” surge a partir de una noticia real que apareció en un medio de comunicación, en la que se contaba que un hombre de Estados Unidos, paralítico, había fallecido en una ola de frío. El motor de su silla de ruedas se congeló y apareció muerto en un camino que conducía a su casa. “Haciéndote las preguntas adecuadas y con la suficiente insistencia las historias acaban por mostrarse”, aseguró Carlos Castán.

“De la suerte y de las cosas” es un relato que tiene presente el exorcismo y “Álbum roto” es una historia que se teje a base de viñetas, algunas poéticas y otras relatadas con un lenguaje sacado de la nueva narrativa norteamericana. Un relato poético y ágil.

UN LIBRO MUY RECORDADO

Óscar Sipán, que fue el encargado de introducir el acto, aseguró que ‘Museo de la soledad’ es un libro que nadie que lo conoce lo ha olvidado. Puso el ejemplo también de un e-mail que había recibido desde México y que andaba buscando este título.

Carlos habla de la vida por delante, dijo Óscar Sipán. “Los territorios de Carlos son esas fotografías en las que no te reconoces; son personajes que están como solos, como tristes: se preguntan dónde van a parar los años; nos habla de soledad, patrimonio de la edad adulta”.

Sipán aseguró que ‘Museo de la soledad’ le sorprendió mucho cuando lo leyó y manifestó que, aunque ‘Frío de vivir’ es un libro “al que siempre terminas volviendo”, ‘Museo de la soledad’ le “sobrecogió”.

Diario del Alto Aragón

Juan Sin Letras. Una cruzada literaria.

Juan Sin Letras. Una cruzada literaria.

Viaje a la historia de la publicidad gráfica. Arte y nostalgia

FICHA DEL LIBRO
ENLACE AL LIBRO: CONVERTIR ESTE LIBRO «
TÍTULO=»Museo de la soledad (Carlos Castán)»
ENLACE DE DESCARGA:
ENLACE DE DESCARGA (En el banner vertical)
REFERENCIA Y AUTOR: «Museo de la soledad (Carlos Castán)»

PDF


FORMATOS DISPONIBLES: EPUB,FB2,MOBI