Más que humano, de THEODORE STURGEON

MasQueHumanoLas monstruosidades han sido siempre tema favorito de los autores de ciencia ficción, tal vez debido a que muchos de ellos han tenido una infancia solitaria y alienada. Theodore Sturgeon (nacido en 1918) se hizo famoso en 1940, con un cuento corto titulado simple­mente «It», acerca de un monstruo horrible y contrahecho, con algunos rasgos humanos, que despierta en medio de un bosque y comienza a buscar cosas para matar. La primera novela de Stur­geon, Los cristales soñadores (1950), describe las excentricidades de una compañía de circo que está en comunicación con una inteli­gencia extraña. En su segunda novela, Más que humano (More Than Human), vuelve sobre el tema y nos invita a simpatizar con lo ex­traño y lo marginal, y alcanza su propósito, ya que es un libro apa­sionadamente escrito y conmovedor.

Está dividido en tres partes. La primera, «El idiota fabuloso», se refiere a un subnormal indigente llamado Lone. Tonto, sin emocio­nes, casi insensible, cobra conciencia gracias al contacto con una mujer joven que es perseguida por un padre loco (nadie en la novela es «normal»). La chica muere, y Lone es recogido por una pareja de granjeros, que desean el hijo que nunca han tenido. Lone pasa ocho años en la granja, durante los cuales poco a poco aprende a ha­blar. Cuando se va, construye una choza en el bosque y alberga allí a tres niñas fugitivas de entre cuatro y seis años, todas con asombro­sos poderes mentales. La pareja de granjeros tiene una criatura mongólica (la mujer muere en el parto), y Lone la adopta. Lone se da cuenta de que él, la criatura y las tres niñas son un solo ser, una gestalt con enormes poderes latentes. El cerebro de la criatura es como un ordenador; las niñas, gracias a sus capacidades telepáticas y telequinésicas, acumulan y procesan la información, y Lone, el otrora idiota, controla y coordina el conjunto. Juntos inventan un mecanismo antigravitatorio para el desvencijado camión del viejo granjero. En un momento de gran emoción, Sturgeon describe cómo el camión es abandonado hasta hundirse en un terreno pan­tanoso: «Alimentado inagotablemente por una lenta radiación atómica, aquel aparato era la solución práctica del vuelo sin alas, la clave de una nueva era en el transporte y el manejo de pesados materiales, y la posibilidad de iniciar los viajes interplanetarios. Construido por un idiota, tontamente instalado para reemplazar a un caballo muerto, estúpidamente abandonado, torpemente olvi­dado…».

La segunda parte, «El bebé tiene tres años», es la historia en pri­mera persona de Gerry Thompson, un huérfano de ocho años que se une al grupo. Gerry tiene que asumir el liderazgo. Se lleva a los niños a vivir a la casa de una solterona rica, pero termina asesi­nando a su benefactora cuando se percata de que su influencia im­pide que el grupo se convierta en una unidad, como antes. Gerry vi­sita a un psicoanalista para analizar por qué ha cometido ese crimen, y durante la sesión toma conciencia de sus propias capaci­dades telepáticas, más poderosas que las de Lone.

La tercera parte, «Moral», cuenta la llegada de Hip Barrows, un joven sin ningún poder mental especial, pero capaz de proporcio­nar un código ético y de conciencia al Homo gestáltico. Al final de la historia, el grupo descubre que no está solo en el mundo, que exis­ten otros grupos que han decidido unirse a la gente de Hip cuando ésta alcance cierta madurez.

Más que humano sigue pareciendo aún hoy una novela extraordi­naria. Teñida ocasionalmente por algunos toques de sentimenta­lismo y de sadismo, debilitada tal vez por un final optimista más bien forzado, es, no obstante, una memorable fantasía sobre el pró­ximo escalón de la evolución humana e, indudablemente, el mejor libro de este tipo.

FICHA DEL LIBRO
ENLACE AL LIBRO: CONVERTIR ESTE LIBRO «
TÍTULO=»Más que humano, de THEODORE STURGEON»
ENLACE DE DESCARGA: ENLACE DE DESCARGA (En el banner vertical)
REFERENCIA Y AUTOR: «Más que humano, de THEODORE STURGEON»

PDF


FORMATOS DISPONIBLES: EPUB,FB2,MOBI

Mercaderes del espacio, de FREDERIK POHL Y C. M. KORNBLUTH

mercaderes-del-espacioEsta novela se publicó por primera vez en 1952, por entregas, en la revista Galaxy, bajo el título «Gravy Planet». Es una novela corta y alegre, su permanente ingenio y su incisivo humor son deliciosos. En muchos sentidos representa la quintaesencia de la «ciencia fic­ción de carácter social» de los años cincuenta, un estilo que, bajo la dirección editorial de H. L. Gold, distinguió a Galaxy. En 1960, el novelista Kingsley Amis declaró que Mercaderes del espacio (The Space Merchants) «tiene pleno derecho a ser considerada la mejor novela de cf hasta ahora». Aunque se refería a la cf norteamericana de re­vistas, y no a la reconocida tradición británica de Wells, Huxley y Orwell, se trataba, sin embargo, de un gran elogio. ¿Merece el libro semejante elogio? Yo creo que sí.

Frederik Pohl (nacido en 1919) y Cyril Kornbluth (1922–1958) habían comenzado a escribir cuando eran aún muy jóvenes, publi­cando muchos cuentos con seudónimos en las revistas de segunda línea de los años cuarenta. Habían sido desde niños aficionados a la ciencia ficción, pertenecían desde niños a los clubes de lectores de cf y estaban suscritos a las revistas amateurs del género. Habían crecido con la cf. Además, eran inteligentes. Thomas M. Disch, un brillante muchachito de doce años cuando apareció Mercaderes del espacio, los describió más tarde como «un par de magníficos sabihondos». Pohl había trabajado en publicidad; Kornbluth, en periodismo. En esta novela, su primera obra conjunta, supieron ex­plotar brillantemente su experiencia mundana y su profundo cono­cimiento de la cf de revistas.

Mitch Courtenay trabaja para Schocken Associates, una agen­cia de publicidad neoyorquina con dos siglos de antigüedad. En este mundo, las agencias de publicidad se ocupan de todo, incluso del gobierno de los Estados Unidos. Es un mundo superpoblado, con millones de consumidores intimidados por agresivos y abru­madores anuncios publicitarios. Un grupo clandestino de sabotea­dores se enfrenta al establishment. Se los conoce como «Consies», abreviatura en inglés de «conservacionistas» (hay que tener en cuenta que la defensa del medio ambiente no era un tema de moda a principios de la década del cincuenta). Courtenay tiene la misión de vender el planeta Venus a unos emigrantes renuentes. La em­presa para la que él trabaja lo describe como un paraíso pero, naturalmente, es un infierno. Antes de poder llevar a cabo esta dudosa misión, es secuestrado por los «Consies» y entonces toma conciencia de la terrible realidad de las cosas. Es un argumen­to convencional, cargado de acción y dinamismo. Se la lee con pla­cer no sólo por la riqueza de sus recursos o por su agudo humor sino también por la crítica implícita a la cruzada anticomunista del senador Joe McCarthy, que en 1952 se hallaba en su apogeo. Mer­caderes del espacio no se refiere al futuro, es una detallada descripción de la Madison Avenue de mediados del siglo XX. El «sentimiento» de la novela es absolutamente auténtico, a pesar de su exagerada ironía. El libro sigue teniendo vigencia hoy, gracias a la fidelidad con que describió su época.

Ningún otro escritor ha superado los escritos de Pohl y Kornbluth en este terreno. La novela que escribieron después, Gladiator–at–Law (1955), aunque se le aproxima mucho, no está a la altura de la primera. Mercaderes del espacio es una obra convincente que con­juga la pedantería y la afabilidad. Si bien puede parecer de una ha­bilidad demasiado fácil y de un ingenio autocomplaciente, es un testimonio del breve período en el cual la cf norteamericana de re­vistas alcanzó cierta madurez política.

FICHA DEL LIBRO
ENLACE AL LIBRO: CONVERTIR ESTE LIBRO «
TÍTULO=»Mercaderes del espacio, de FREDERIK POHL Y C. M. KORNBLUTH»
ENLACE DE DESCARGA: ENLACE DE DESCARGA (En el banner vertical)
REFERENCIA Y AUTOR: «Mercaderes del espacio, de FREDERIK POHL Y C. M. KORNBLUTH»

PDF


FORMATOS DISPONIBLES: EPUB,FB2,MOBI

Los pecadores (Fritz Leiber)

 

Como Esposa hechicera de Leiber, The Sinful Ones [Los peca-dores] apareció primero en forma abreviada para revista. En este caso, quizás algunos lectores estén más familiarizados con la narra­ción en su título original (y mucho más apropiado) de «You’re All Alone» (revista Fantastic Adventures, 1950). Des-pués de que Leiber ampliase la novela para su publicación en rústica en 1953, el editor le cambió el título por el de The Sinful Ones e insertó una serie de escenas sexuales de «porno suave»; sin embargo, en una edición posterior (1980) estas escenas fue-ron reescritas para adaptarlas al gusto más reciente de Leiber. Todo esto es desafortunado, pero no altera el hecho de que The Sinful Ones (o «You’re All Alone») es una de las más originales fantasías de horror.

El protagonista, Carr Mackay, tiene un ingrato trabajo en una agencia de colocaciones. También tiene una ambiciosa chica que lo exhorta continuamente a mejorar. Pese a los hala­gos de ella, Carr se resiste a incorporarse a algo que le parece una competición de ratones. Un día en que se sentía extraña­mente alienado de su entorno, entró en su oficina una mucha­cha asustada. Parecía estar huyendo de una mujer rubia, gran­de y amenazante a quien Carr observa en el fondo. La chica no logra explicar su conducta, pero mira a Carr con temor y des­concierto, diciéndole: «¿Realmente no sabe quién es usted? … Tal vez mi irrupción aquí fue la causa. Tal vez fui yo quien lo despertó». Cuando ella le garabatea una nota y se marcha, Carr empieza a aprender el significado de estar «despierto». Aún desconcertado por la repentina irrupción de la chica, descuida a su cliente siguiente, hasta que le oye decir: «Gracias, creo que lo haré», y ve cómo saca del aire un cigarrillo inexistente y hace los gestos aparentes de encenderlo y fumarlo. El cliente pasa luego a mantener una conversación unilateral, respondiendo a pre-guntas que Carr no ha formulado. Es como si el hombre formase parte de un enorme mecanismo de relojería, impulsa­do a hacer ciertas cosas previsibles.

 

Carr pronto descubre que casi todo el mundo a su alrede-dor se comporta de esta manera mecánica. Aparentemente, se olvi­dan de él, pasando por alto sus observaciones, dando vueltas a su alrededor, llevando una rutina normal de existencia que ahora parece risible en su previsibilidad y falta de vida. Es como si Carr de pronto hubiese caído del mecanismo de relojería de la vida urbana y consiguiese toda una nueva libertad existencial. Puede moverse por la bulliciosa ciudad sin ser visto en ab­soluto; para todos los fines y propósitos se ha convertido en un hombre invisible. Puede ir a cualquier parte que le plazca y ser­virse cualquier cosa que desee. Pero también padece una terri­ble soledad, a menos que pueda hacer contacto con otros espí­ritus libres que estén similarmente «despiertos». La chica atemori-zada es uno de ellos, y por fortuna ha garabateado de­talles de un lugar de encuentro en el trozo de papel que le ha dado apresuradamente. Pero, ¿por qué estaba tan aterrorizada? ¿Y quién era la amenazante mujer rubia? ¿Hay matones en la pequeña población de personas «invisibles» de Chicago, crimi­nales que conviertan en un infortunio la nueva vida de Carr (y Jane)?

The Sinful Ones es una agradable obra de intriga, cons-truida sobre una premisa simple pero ingeniosa. Escrita en la misma época aproximadamente que el popular libro de sociología de David Riesman, La muchedumbre solitaria, pero muchos años an­tes de que se acuñasen expresiones como «marginación social» y «contracultura», describe el sentido moderno de la alienación urbana de modo muy eficaz. Sin embargo son lamentables esas innecesarias escenas sexuales.

FICHA DEL LIBRO
ENLACE AL LIBRO: CONVERTIR ESTE LIBRO «
TÍTULO=»Los pecadores (Fritz Leiber)»
ENLACE DE DESCARGA: ENLACE DE DESCARGA (En el banner vertical)
REFERENCIA Y AUTOR: «Los pecadores (Fritz Leiber)»

PDF


FORMATOS DISPONIBLES: EPUB,FB2,MOBI