Tribulaciones y dolores de un miembro de un jurado literario

Algunos se lo toman en este plan...

Veo por ahí demasiadas quejas y lamentos, y como por mis muchos pecados, o mis muchas horas de teclado, he tenido ocasión de ser organizador, concursante, ganador y jurado, trato de poneros en situación:

-Te llaman un día para preguntarte si quieres colaborar con la organización de Cantalasperas. Allí tienes un amigo, o resulta que ganaste ese concurso hace años, así que les dices que vale, que estupendo.

-Poco después te envían una caja enorme y piensas si será un jamón. Con el cuchillo en la mano y la saliva humedeciendo los labios destrozas la caja, y descubres una pila de folios como para restaurar los cimientos del Escorial. ¿Me tengo que leer esto? ¿qué habrán fumado estos tíos?

-Bueno, pues te lo lees. O algunos nos lo leemos, porque luego, durante las deliberaciones del jurado te queda claro que no todo el mundo se ha leído las obras. Algunos relatos te los lees enteros y otros se los das al demonio allá por la segunda página. Y mientras los lees descubres que hay un montón de gente que escribe para ahorra en psiquiatra, porque en realidad no tienen nada que decir, ni puñetera idea de cómo decirlo. Luego están los peores: los que sí saben cómo decir algo, y aprovechan esa técnica para contarte tópicos, ideas manidas, encajes de bolillos con lo políticamente correcto y estampillas diversas del país del piruleta en las que todos los pobres son buenos y los ricos son malos, por citar sólo una de las muchas tonterías que se repiten hasta el bostezo.

-En ese punto, cuando llevas condenados al hoyo treinta o curenta relatos, te empiezas a sentir culpable y te preguntas qué opinarán otros jurados de las cosas que tú escribes. En ese momento, te das cuenta de que los quinientos relatos particpantes se han dividido en cinco grupos de cien, y el que tú deseches se va a morir para los restos. Y te das cuenta también de que a medio relato de alguien te han llamado para comer, y a medio relato de otro alguien te llamaron por teléfono, y a medio relato de otra persona, persona real de carne y hueso, te tocó ayudar a prepara la cena. Y no lo leíste con atención. Y no te enteraste de lo que decía. Y está en el montón de los descartados, ya sin remedio.

-Así que te sientes un mierda, y repasas los descartados. Y donde tenías ocho cuentos seleccionados, acabas teniendo catorce, aunque persiste la duda de haber sepultado alguna joya.

-Entonces te llaman los dela organización para preguntarte cómo va la cosa y decirte que hay que reunirse la semana que viene. Les cuentas que ya tienes el trabajo hecho y que has seleccionado quince relatos, y entonces oyes las risas al otro lado del teléfono y te dicen que quince por cinco son setenta y cinco, y que si pienso que vamos a estar discutiendo una semana el fallo. Y que tengo que elegir tres o cuatro, como mucho.

-Así que vuelves a leerlos, ¿y a cuáles te vargas? Pues a los que dicen lo mismo que otros que has leído. A los que se repiten. Sabes de sobra que cada autor es único, pero cuando llevas tres mujeres maltratadas y siete guerras civiles, van todos a la fosa común por repetidos. Y te la sopla que sean de distintos autores.

Multiplicad ahora eso por cinco miembros del jurado, añadid el amigo o el pariente del político o del escritor local que ha logrado meter cuchara y que parte con una cabeza de ventaja en las discusiones finales, porque tiene quién lo apoye y al resto, a los que somos neutrales, nos da un poco lo mismo, añadid una pizca de cabezonería, un mucho de manipulación política para que le cuento no diga esto o aquello, y entonces….

¡Entonces sabréis que ganar un concurso tiene más de milagro que de otra cosa, carajo!

 

FICHA DEL LIBRO
ENLACE AL LIBRO: CONVERTIR ESTE LIBRO «
TÍTULO=»Tribulaciones y dolores de un miembro de un jurado literario»
ENLACE DE DESCARGA: ENLACE DE DESCARGA (En el banner vertical)
REFERENCIA Y AUTOR: «Tribulaciones y dolores de un miembro de un jurado literario»

PDF


FORMATOS DISPONIBLES: EPUB,FB2,MOBI

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.