Luz del Día, Juan Bautista Alberdi

Es ésta una de las obras menores de Juan Bautista Alberdi (1810- 1884). El célebre escritor argentino realiza aquí una producción de carácter literario por su forma, aunque de fondo político– social e histórico, conforme a las preocupa­ciones constantes del autor. Esta obra, cuyo título completo es Peregrinación de Luz del día o Viaje y aventuras de la Verdad en el Nuevo Mundo, está dividida en tres partes. En la primera se narra cómo la Ver­dad, cansada de las mentiras e iniquidades de Europa, emigra a América disfrazada de mujer y bajo el nombre de Luz del Día. Cuenta luego las aventuras que aquí le ocurren. Encuentra a Tartufo, a Gil Blas y a Basilio, en situación de encumbrados personajes políticos. En la segunda parte, Luz busca a viejos caballeros españoles y logra encontrar al Cid, a Pelayo, Fígaro y Tenorio, Topa, por fin, con don Quijote, que está colonizando la Patagonia y organizando una república de carneros. En la tercera parte, después del fracaso de dicha repú­blica, llamada Quijotania, Luz del Día se resuelve a dar una conferencia sobre «Su­fragio universal de la universal ignoran­cia». Se trata, pues, de una especie de novela alegórica, de contenido politicosatírico, con algo del Swift de Gulliver y algo también de rabelesiano, en medio de sus innegables defectos de composición y de estilo. Es ésta, con todo, una de las obras más originales de la literatura argentina.

A. Melián Lafinur