Largo, Francesco M. Veracini

Este fragmento del violinista y compositor florentino Francesco M. Veracini (1685-1750), divulgado como pieza independiente en la edición preparada por Mario Corti, forma parte en realidad de las XII Sonatas académicas (op. 2), existen­tes en la Biblioteca del Conservatorio de Flo­rencia. Si bien por lo general no es de aprobar la costumbre de aislar pasajes o tiempos musicales que forman parte en su origen de un conjunto más amplio, y par­ticularmente tratándose de un tiempo de Sonata, con todo, esta página puede ser también gustada sola, por el hálito de ins­piración de que está animada, por el calor de sentimiento que no se opone en nada al carácter clásico (es más, según la inten­ción del autor, «académico») de la compo­sición.

La línea melódica se desarrolla de arriba abajo de un solo tirón; la entona­ción es proporcionada por la armonía do­minante; en un tono menor meditativo y apasionado a un mismo tiempo, con sabias modulaciones que aquí y allá la iluminan. La forma es sencilla y no sujeta a parti­ciones esquemáticas: la misma curva meló­dica determina aquí el valor formal y al mismo tiempo expresivo de la composición. Este Largo es una hermosa y típica mani­festación del florecimiento violinístico ita­liano de su tiempo, en el cual hay mucho de académico y formalista. Semejantes efusiones líricas (aparte la obra de un Corelli o un Vivaldi), no son muy frecuentes, pero halla en ellas precisamente su mejor ex­presión, y por ello se saborea especialmente por entre los pocos ejemplos del género di­vulgados hasta ahora, en espera de un mejor conocimiento de aquel florecimiento en su conjunto.

F. Fano