La Mascarada de la Anarquía, Percy Bysshe Shelley

[The Masque of Anarchy]. Pequeño poema de Percy Bysshe Shelley (1792-1822), escri­to en 1819 y publicado por el poeta Leigh Hunt en 1832. Está formado por 91 estrofas de cuatro tetrámetros de ritmo trocaico que riman en pareados. El poema es de inspi­ración politicosocial.

A las guerras napo­leónicas había seguido en Inglaterra una grave crisis económica, que el gobierno conservador de Wellington y de Castlereagh no acertaba a resolver. Los obreros se agi­taban, pero sus manifestaciones eran re­primidas del modo más severo. Cuando el 16 de agosto de 1819, en Manchester, y so­bre los campos de San Pedro, se reunió un comicio de labradores y labradoras para solicitar una reforma parlamentaria, los magistrados, llenos de pánico, ordenaron una carga de guardias a caballo que oca­sionó muertos y heridos. El ministerio apro­bó este trágico error, pero la nación opinó en contra. La matanza de Peterloo llenó de infamia al vencedor de Waterloo. Las noticias de la mortandad de Manchester hizo sentir más vivamente a Shelley el amor por la patria, al que tendía natural­mente su corazón nostálgico. En una vi­sión se le aparece una macabra cabalgata; a la cabeza figura el Asesino, que tiene el aspecto de lord Castlereagh, y arroja cora­zones humanos para que sean pasto de los perros que le siguen. Le acompañan el En­gaño, la Hipocresía y la Destrucción: todos los componentes del cortejo van disfrazados de obispos, abogados, pares y espías. El cortejo llega a Londres y la joven Espe­ranza, enloquecida, se arroja al suelo bajo los cascos de los caballos. Los macabros personajes son pisoteados por el caballo de la Muerte, cuando se eleva una voz que incita a los oprimidos para que hagan valer sus razones y reclamen como sacrosanto derecho la libertad, que es bienestar, paz, justicia y amor. Y si los tiranos osaran ensañarse en el pueblo, a mano armada, éste; aunque inerme, apelando a las leyes, sabrá vencer con su firmeza digna y serena. «Vos­otros sois muchos y ellos son pocos».

La idea de la visión y de los personajes ale­góricos tiene carácter y sabor medieval. Shelley tituló su poema The Masque of Anarchy recordando las Masques, breves representaciones teatrales de carácter ale­górico, acompañadas de música y danzas, que estuvieron en boga en el siglo XVII, en la Corte o en las casas nobles. A este género de representaciones dramáticas per­tenece también el famoso Como (v.) de Milton.

T. P. Pieraccini