La Manía del Veraneo, Carlo Goldoni

[Le smanie per la villeggiatura]. Comedia en tres actos del comediógrafo italiano Carlo Goldoni (1707-1793), primera de la trilogía de­dicada al veraneo (Las aventuras del ve­raneo y El regreso del veraneo), repre­sentada por vez primera en 1761. Empieza aquí el desarrollo de un tema largamente meditado y que ya había anticipado, cuatro años antes, en El veraneo (v.). Filippo, con su hija Giacinta, y Leonardo, con su her­mana Vittorina, se disponen a salir de ve­raneo. Leonardo, enamorado de Giacinta, querría partir en el coche de ella, pero Filippo, distraídamente, invita a Guglielmo, otro enamorado de Giacinta; de ahí surgen celos, disgustos, preocupaciones de Giacinta, que ve su veraneo comprometido. Finalmente, el viejo Fulgenzio, amigo de ambos, consigue arreglar las cosas, y Leo­nardo y Giacinta se casan. El fervor con que Giacinta y Vittorina preparan su ajuar para el veraneo’, la viva pintura del am­biente y de las costumbres, la graciosa sátira de una moda que empezaba entonces en la sociedad burguesa y que, entonces como hoy, obligaba a gastos excesivos, ha­cen de esta comedia una de las obras maes­tras del arte goldoniano. La verdadera pro­tagonista es la imperiosa frivolidad feme­nina representada particularmente en Gia­cinta; pero, de una manera más dramática, se agitan en el fondo el clima y la menta­lidad del momento, el ansia de evadirse de la- vida de cada día, la espera de cosas nuevas, que, al final de la trilogía, encon­trarán una conclusión resignada y aproximativa. Las tres comedias, como afirma el mismo Goldoni, fueron concebidas conjun­tamente y forman un ciclo único, una pe­queña epopeya de la evasión estival. Alfre­do Testoni, en parte, se inspiró en ella para su Palacio de las charlas [Palazo de le ciacole].

U. Déttore