Kāmasütra, Vātsyāyana

[Reglas sobre el amor sexual]. Título de un tratado indio de «ars amatoria», compuesto aproximadamente en 500 d. de C. Su autor es Vātsyāyana, que ha de ser considerado como el clásico re­dactor de una materia cientificodoctrinal de origen notablemente nías antiguo, unida teóricamente con las otras dos ramas del «trivargas» (las tres cosas), es decir, las tres actividades fundamentales de la vida hu­mana. Esta doctrina, que se remonta pro­bablemente a la mitad del primer milenio a. de C. y que desde aquel momento se convierte en una de las teorías panindias íntimamente vinculadas con el desarrollo cultural de la civilización india, fija tres fines principales de la existencia: el «dharma» (mérito religioso y cumplimiento de los deberes morales), el «artha» (lo útil, es decir, la provechosa actividad de la vida práctica y el goce del dinero y demás bienes), el «kāma» (satisfacción del amor sexual). Y mientras a la rama del «dharma» pertenece la abundante literatura jurídica («dharmaśāstra») y a la rama del «artha» el muy importante tratado político-admi­nistrativo-judicial («arthaśāstra») que se titula Kautilīya-arthaśāstra (v.), el repre­sentante más antigua y fidedigno de la rama del «kama» («kāmasástra») es el Kāmasūtra de Vātsyāyana.

Esta obra, que por su división en capítulos escritos según un modelo común y constante, por la forma en prosa y verso, y por la estricta analogía tanto de la introducción como de la con­clusión, recuerda tan de cerca al Kautilīya-arthaśāstra, tiene además con este tratado afinidades sustanciales, puesto que el carac­terístico maquiavelismo- que en la obra de Kautiliya está dirigido a la realización de la fortuna del rey, aquí – – en el tratado de Vātsyāyana — se pone en práctica para la consecución del éxito en amor. Y los espías y su pérfida actuación en el «arthasūstra» encuentran su correspondencia en los me­diadores del amor y en sus astucias y en­gaños, como nos son descritos en el Kāmasūtra. La obra, cuyo contenido más de una vez nos parece obsceno, se divide en siete partes, que tratan sucesivamente del amor como componente del «trivarga» mencionado, de las varias maneras de gozar en el acto de amor con las muchachas, con las mujeres casadas, con las mujeres unidas a otros, con las cortesanas, de las bebidas estimulantes y de los afrodisíacos. Es no­table su importancia por los datos que ofrece sobre los usos y costumbres de la vida privada de la India antigua. La inter­pretación del Kn.masülra nos resulta facili­tada por un amplio e importante comentario del siglo XIII: Jayajriangalá [Comentario auspicio de victoria], de Yaśodhara. Trad. alemana con el comentario de Jayamangalā, de R. Schmidt (Leipzig, 1897; sexta edición, Berlín. 1920).

M. Vallauri