Justicias del Rey Don Pedro, José Zorrilla

Pe­queño poema en la métrica de los «roman­ces viejos» del poeta vallisoletano José Zo­rrilla (1817-1893). Es una variante poética de la leyenda de Pedro el Cruel, rey de Castilla de 1350 a 1369: este soberano fue en realidad un criminal sanguinario, pero la leyenda popular, como se desprende tam­bién de la comedia El médico de su honra (v.) de Calderón, hizo de él el prototipo del justiciero según las aspiraciones de los humildes. En el pequeño poema de Zorrilla, un pobre zapatero es asesinado por un rico prebendado. Su hijo, Blas Pérez, recurre a los tribunales, los cuales condenan al eclesiástico a no asistir al coro durante un año, pero sin renunciar a la rica prebenda. Impulsado por la sed de venganza y por la desconfianza en la justicia, Blas Pérez mata al prebendado, en el preciso momento en que la procesión del Corpus se dispone a desfilar ante el rey Pedro. Enterado por el asesino del motivo de su acción, el rey la da una bolsa llena de oro y le condena a no hacer zapatos durante un año.

El poema abunda en elementos descriptivos y en diálogos dramáticos, según el procedi­miento acostumbrado en los romances tra­dicionales españoles, pero debe su popula­ridad más a la narración en sí que a la poesía, que sólo la envuelve de una ma­nera fragmentaria.

A. R. Ferrarin