Huésped del Ángel, Emil Strauss

[Der Engelswirt]. Novela de Emil Strauss (nacido en 1886), publicada en 1901, y gracias a la cual el autor empezó a figurar entre las más desta­cadas personalidades de la literatura ale­mana contemporánea. Al igual que en otros relatos suyos, el destino del hombre se le hace depender de hechos exteriores: éstos, es cierto que pueden influir en su forma­ción, pero nunca pueden determinarle. En cambio, lo que es definido e irrevocable es el alma; solamente lo que el hombre lleva dentro de sí demuestra su valor y su fuerza.

El «huésped del Ángel» es Wasmer, un rico campesino de Suabia que no puede tener hijos de su esposa, y en su intenso deseo de tener un heredero procrea un hijo con una criada, Agata. Pero en lugar del deseado varón la mujer da a luz una niña; a la desilusión vienen a añadirse humillaciones y burlas de todo tipo que le infieren sus paisanos, hasta el extremo de que Wasmer, por vergüenza y por ira, abandona su casa y su mujer, y emigra con Agata al Brasil. Allí se convierte en fácil presa de dos embaucadores, un danés y un compatriota, que se aprovechan de su ingenuidad y le despo­jan de todos sus bienes. Para colmo de males, Agata muere, y mientras él se halla en un abismo de abatimiento espiritual y de remordimiento por sus acciones, también su hija está a las puertas de la muerte: sólo los amorosos cuidados de una mujer extraña logran salvarla. Lleno de remordimientos, al fin Wasmer decide regresar junto a su esposa, cuya bondad y generosidad com­prende ahora, después de la dura experien­cia. En efecto, de regreso a su patria, su mujer le acoge con el antiguo afecto e incluso su primer gesto es un acto de amor hacia la hija de su marido. Su triste destino ha purificado y reforzado el ánimo de Was­mer, le ha hecho maduro para la realidad de la vida. La novela es fuerte y está im­pregnada de una comprensiva y entrañable bondad humana.

G. Guerrieri