Historias, Éforo de Cumas

Obra en 29 libros, hoy perdida, de Éforo de Cumas, en Asia Menor (siglo IV a. de C.). En ella, dejando de lado el período mítico, se contaba la historia de los griegos y los bár­baros desde la invasión dórica en el Peloponeso (siglo XI a. de C.) hasta el año 356; su hijo Demófilo añadió un nuevo libro, completando la narración hasta los años 340- 339 (asedio de Perinto). Se conocen unos 250 fragmentos. La arquitectura de la obra es difícil de reconstruir; no obstante, cabe apreciar que se ocupaba extensamente de los tiempos más antiguos y tardaba bastante en llegar a su época; su estilo, dulce y pro­lijo, se extendía en digresiones y considera­ciones moralizadoras, de una moral llana y burguesa, así como en descripciones. Su principal mérito radica en haber sido el primero en escribir una historia universal que abarca a todos los griegos, de Oriente y de Occidente, y a los pueblos bárbaros, con los que los griegos entraron en contacto en sus distintas regiones; por tal motivo, lo elogia Polibio en muchas ocasiones.

A Éforo no le faltaba el sentido crítico, y así un fragmento demuestra que él había sido el primero en exponer la idea de que para los tiempos antiguos son más verosímiles los relatos menos ricos en detalles. Sin embargo, no se sabe si Éforo aplicó siempre este cri­terio metódico. Polibio le censura por su falta de conocimientos militares; no parece que sintiese un interés vivo por la investiga­ción, si no era de carácter erudito. De igual modo no le interesaba la política de su tiempo, que tan apasionante era para los griegos; era en el fondo un hombre de letras que procuraba ofrecer una narración inta­chable desde el punto de vista formal, y su pensamiento carecía de profundidad. Ello no impide que su historia, por su carácter universal, disfrutase de gran favor; se con­virtió, como se ha dicho, en la «Vulgata» de la historia griega, en la que los historiado­res posteriores se inspiraron ampliamente.

A. Passerini