Historia de la Confederación Helvética, Johannes Müller

[Geschichte der Schweizerischen Eidgenossenschaft]. Obra del historia­dor suizo Johannes Müller (1752-1809), pu­blicada como nueva versión de su Historia de Suiza, en 1776. Consta de cinco volúmenes y abarca desde las investigaciones sobre los primeros habitantes del territorio helvético y las primeras guerras de los hel­véticos contra los romanos, hasta Guillermo Tell, de cuya historicidad se erige Müller en defensor, en el primer volumen; desde la primera guerra de liberación y de la batalla de Morgarten contra los Habsburgo, hasta la ampliación de la federación a ocho cantones, a fines del siglo XIV y principios del XV, en el segundo volumen; del Con­cilio de Constanza y las primeras escisiones entre los confederados, a las victorias sobre Federico III y Carlos VII de Francia, en el tercer volumen; de aquí a la derrota de Carlos el Temerario, en Morat, el año 1476, que confirmó la madurez de la federación, ya consciente de su propia fuerza militar y moral, en el cuarto volumen. La historia se detiene al finalizar el siglo XV, antes de la intervención de los suizos en los asuntos del ducado de Milán, y de su conquista de Bellinzona. La obra fue continuada por otros historiadores suizos.

El autor se había propuesto componer una obra de arte, si­guiendo los ejemplos clásicos; si acertó a realizarlo reconstruyendo una Suiza medi­eval romántica que inspiró a Schiller su Guillermo Tell (v.) y proporcionó copioso material a la escuela romántica y a los – enamorados de las antiguas instituciones libres de la Edad Media, llevó a cabo tam­bién una labor histórica, la mejor del si­glo XVIII en lengua alemana. La obra, que inicia el período de la gran historiografía moderna alemana, presenta no obstante de­fectos de método en el empleo de las fuen­tes; así se le ha reprochado el hecho de fraccionar el relato en cuadros que na­rran las vicisitudes de los distintos canto­nes y ciudades; todos estos cuadros ofrecen, sin embargo, una unidad en el marco co­mún de la aspiración a la autonomía y de la experiencia, también dolorosa, de que solamente la unión de todos podía hacerlos fuertes. Sobre toda la Historia aletea un ferviente patriotismo que, junto con su ca­rácter literario, explica su amplia penetra­ción en el patrimonio de la cultura alemana.

G. Pioli