Historia de Julio César, Charles-Louis-Napoleón Bonaparte

[Histoire de Jules César]. Obra de Charles-Louis-Napoleón Bonaparte (Napoleón III, 1808-1873), aparecida entre 1865 y 1866, y en la que colaboraron diversas personas, desde la «republicana» y vieja amiga del emperador, Hortense Lacroix Cornu, hasta Victor Duruy y Albert Maury, desde la Académie des Inscriptions hasta el bibliotecario de las Tullerías, que hacía las investigaciones y reunía el material. Napoleón dictó el es­crito a su secretario Macquard, que luego procedía a la revisión y a la corrección del texto para dar concisión a la prosa fácil, pero descuidada, prolija y abundante en lugares comunes del emperador, quien tenía una alta opinión de sus propias dotes de escritor y polemista. En su destierro en Londres, mientras colaboraba asiduamente en las revistas «Capitole» y «Commerce», publicó también «Les idées Napoléoniennes» que causaron gran sensación y que fueron escritas — según afirma el mismo Napoleón — para probar que él no era solamente un «húsar aventurero».

El objetivo de esta Historia de Julio César es el de ilustrar y justificar la teoría napoleónica de la dictadura, y probar que «cuando la providen­cia hace nacer a hombres como César, Carlomagno o Napoleón, lo hace para trazar a los pueblos la ruta que deben seguir, suje­tando a su genio una nueva era, llevando a cabo, en pocos años, el trabajo de muchos siglos»; por eso «son felices los pueblos que los comprenden y les siguen; desventurados los que los desconocen o les combaten. És­tos son ciegos y culpables: ciegos porque no ven la impotencia de sus esfuerzos para impedir el triunfo definitivo del bien; cul­pables, porque retrasan el progreso». Al aparecer el libro, Sainte-Beuve rehusó tomarlo como tema de una de sus célebres «causeries» (v. Los lunes), lo cual produjo un gran disgusto al hijo de Hortensia, que precisamente por aquellos días tenía sobre el tapete diplomático la expedición a Mé­xico. La obra, aparecida en dos volúmenes, quedó incompleta.

G. Martinelli